Smith se lleva 4 Grammy, Beck sorprende con álbum del año

Sam Smith fue el rey de los Grammy al llevarse cuatro premios, incluidos tres de los más codiciados, a mejor artista nuevo y canción y grabación del año, mientras que Beck se impuso con el mejor álbum.

"Quiero agradecer al hombre del cual se trata esta canción... gracias por romperme el corazón porque tengo cuatro Grammy", dijo Smith sobre su laureado éxito "Stay With Me". También ganó el reconocimiento al mejor álbum pop vocal por "In the Lonely Hour".

Pero Smith, junto con Beyoncé, Pharrell y Ed Sheeran, perdió en la categoría de álbum del año ante "Morning Phase" de Beck, que también se llevó el premio al mejor álbum de rock.

Kanye West, quien célebremente interrumpió a Taylor Swift cuando le ganó a Beyoncé en los Premios MTV a los Videos Musicales, estuvo a punto de caminar al escenario cuando Prince anunció al ganador. Algunos en el público, desde Pharrell hasta Questlove, parecían impactados.

El disco de Beck debutó en el 3er puesto de la lista de los 200 de discos de Billboard y vendió 300.000 unidades.

Pharrell y Rosanne Cash recibieron tres Grammy cada uno. Pharrell ganó el gramófono a la mejor interpretación pop solista por una versión en vivo de "Happy" lanzada en 2013. También ganó los premios al mejor video musical por el clip del mismo tema y mejor álbum urbano contemporáneo por "G I R L", superando a Beyoncé.

"Voy a hacer el paso del hombre en la luna de camino al escenario", dijo Pharrell, quien para ser fiel a su estilo lució un saco y unos pantalones cortos.

Su interpretación de "Happy" fue dramática, con bailarines vestidos de negro, músicos de amarillo y un coro de blanco mientras Lang Lang tocaba el piano y Hans Zimmer la guitarra.

"Gracias Dios", dijo al final de su presentación Pharrell, cuyo saco y sombrero asemejaban el de los botones de hotel. "Estoy a tu servicio, Señor".

Rihanna logró una interpretación vocal impresionante de "FourFiveSeconds" con Paul McCartney a la derecha y Kanye West a la izquierda. La cantante iba con un traje sastre negro y el cabello lacio.

Katy Perry, en cambio, vistió toda de blanco al interpretar "By the Grace of God" luego que una mujer que sufrió abuso doméstico habló sobre cómo se sobrepuso a esta experiencia. Un video del presidente Barack Obama pidiendo que los artistas ayudaran con esta causa se había presentado momentos antes.

"Depende de todos nosotros crear una cultura donde la violencia no sea tolerada", dijo Obama.

Otro momento serio surgió cuando Prince, quien fue ovacionado cuando apareció en el escenario, dijo algunas palabras antes de entregar el premio.

"Álbumes. ¿Se acuerdan de ellos? Todavía son importantes. Como los libros y la vida de los negros, todavía importan".

Juanes le puso sabor a la ceremonia interpretando su nueva canción "Juntos". Fue la primera vez en 10 años, desde que Jennifer López y Marc Anthony cantaron "Escapémonos", que los Grammy se dejaron llevar por una canción en español.

Madonna, vestida como torera, interpretó su nueva canción "Living for Love" rodeada de bailarines con máscaras de toros. Un coro se encargó de cantar la mayor parte del tema mientras que Madonna bailaba ante un efusivo público en el Staples Center. La estrella se elevó por el aire cuando terminó su número.

"Vamos a aplaudirle a la perra Madonna", dijo Miley Cyrus al presentar a la cantante. "Ella me dijo que le dijera así".

West se presentó en un escenario casi totalmente negro, con luz que salía del piso. Interpretó una nueva pieza sobre su fallecida madre, "Only One".

Annie Lennox encendió al público al interpretar "I Put A Spell On You" y acompañó a Hozier para "Take Me to Church", que fue una de las nominadas a canción del año.

Beyoncé ganó los premios a la mejor canción y mejor interpretación de R&B por "Drunk In Love" y al mejor álbum de sonido surround por "Beyoncé".

"Este ha sido un año tan extraordinario", dijo al agradecer a su "esposo amado" y "mi hija que me está viendo".

En una de las 23 presentaciones programadas, AC/DC inauguró la ceremonia con una interpretación de su más reciente sencillo, "Rock or Bust", al que siguió su clásico "Highway to Hell". El grupo recibió efusivos aplausos de Pharrell, Lady Gaga y Katy Perry, quienes lucieron cuernitos de diablo.

Ariana Grande tuvo una presentación sencilla y emotiva acompañada por un piano con "Just a Little Bit of Your Heart", una canción coescrita por Harry Styles de One Direction, mientras que Miranda Lambert le puso una vibra rockera a la ceremonia al interpretar "Little Red Wagon". Lambert se llevó el premio al mejor álbum country por "Platinum".

"Dejé mi alma y mi corazón en este disco", dijo. "Gracias por esta noche increíble, los amo a todos".

Smith, quien cantó su laureado tema "Stay With Me" con Mary J. Blige, dijo que logró el éxito en la música cuando encontró su propia voz.

"Quisiera decir que antes de hacer este disco estaba haciendo todo lo posible para que mi música fuera escuchada ... Traté de perder peso y hacía música horrible. Sólo fue hasta que comencé a ser yo mismo que la música fluyó", dijo al público.

Taylor Swift le entregó el premio al mejor artista nuevo a Smith, quien está nominado a álbum, canción y grabación del año.

"Como ex perdedora de la categoría de mejor artista nuevo ... les diré todo estará bien, sólo 'Shake it off''', dijo Swift antes de anunciar al ganador haciendo alusión a uno de sus más recientes éxitos, en lo que puede traducirse como sacúdanse la mala vibra.

Eminem, Kendrick Lamar, Chick Corea y la banda sonora de "Frozen" obtuvieron dos premios cada uno en la ceremonia no televisada de los Grammy.

En esa misma ceremonia fueron premiados Rubén Blades, Calle 13, Vicente Fernández, Carlos Vives y Arturo O'Farill.

Cash también obtuvo sus tres Grammy en la ceremonia no televisada.

"Reagan era presidente la última vez que gané un Grammy", dijo Cash quien se impuso en la categoría de mejor interpretación de música folclórica estadounidense, canción de música folclórica estadounidense y álbum de música tradicional estadounidense. "Simplemente seguí trabajando por 35 años y esto es lo que pasó".

Lamar, quien perdió en siete categorías el año pasado, se redimió al ganar el premio a la mejor interpretación de rap y mejor canción de rap por "i''. Eminem ganó el premio al mejor álbum de rap superando a Common e Iggy Azalea. También ganó el premio a la mejor colaboración de rap por "The Monster" con Rihanna.

La fallecida Joan Rivers ganó el premio al mejor álbum hablado por "Diary of a Mad Diva" y su hija Melissa Rivers recibió el premio a nombre de su madre.

"Si mi madre estuviera aquí esta noche no sólo estaría agradecida y maravillada por tener su primer Grammy, seguramente lo habría copiado y puesto a la venta en QVC por 11 dólares", dijo Melissa Rivers llevando a las carcajadas de todos.

La ceremonia la cerró Beyonce, angelical toda de blanco, con una emotiva interpretación de "Take My Hand, Precious Lord" en la que estuvo acompañada por un coro góspel.

___

En Internet:

http://www.grammys.com