Dan 30 años de cárcel a ex empleado de Home Depot por bombas

Un ex empleado de la cadena de ferreterías Home Depot condenado por colocar una bomba de tubo en una tienda para tratar de extorsionar a la empresa con un pago de dos millones de dólares fue condenado a 30 años de prisión.

El caso de Daniel Sheehan se derivó de una alerta que obligó a evacuar una tienda Home Depot en Huntington en octubre de 2012.

Sheehan había enviado una carta anónima diciendo que había una bomba en el departamento de iluminación para demostrar que el autor podía plantar una sin ser detectado. También decía que había puesto bombas en otras tres tiendas Home Depot de Long Island para que estallaran durante el llamado "Viernes Negro" -- el cuarto viernes de noviembre-- si no se le pagaba, dijeron los fiscales federales.

"Se trató de un tipo espantoso de delito", que también fue costoso para la tienda, dijo el viernes el juez de distrito Denis Hurley en la sentencia de Sheehan. Los fiscales dijeron que la compañía gastó 1,5 millones de dólares por colocar guardias adicionales y otras medidas de seguridad.

La policía encontró el dispositivo explosivo en la tienda de Huntington y lo hizo estallar en un lugar seguro. Después que se recibió una segunda carta, donde se reducía la demanda a un millón de dólares, los investigadores lograron identificar a Sheehan y detenerlo, dijeron los fiscales.

"El único pago que recibirá Sheehan será la aplicación total de la justicia a cambio de sus acciones", dijo la fiscal federal Loretta Lynch cuando Sheehan fue arrestado en noviembre de 2012.