Oposición israelí pide a Netanyahu cancelar discurso en EEUU

Los líderes de la oposición israelí pidieron el sábado al primer ministro, Benjamin Netanyahu, que cancele sus planes de ofrecer un discurso frente al Congreso de Estados Unidos, alegando que podría poner en peligro la relación de Israel con su aliado más importante.

El líder del Partido Laborista, Isaac Herzog, dijo que en lugar de aprovechar el discurso para advertir al mundo sobre el programa nuclear de Irán, la polémica en torno al asunto está dañando la relación de Israel con Estados Unidos.

En el más reciente golpe a las relaciones bilaterales, el vicepresidente estadounidense Joe Biden anunció que no asistirá al discurso planeado para el 3 de marzo debido a que hará viajes al extranjero no especificados. Sin embargo, se sabe que el gobierno de Barack Obama está profundamente irritado porque Netanyahu hizo planes de hablar con los republicanos sin avisar a la Casa Blanca.

La Casa Blanca ha criticado el discurso como una violación al protocolo diplomático y ha dicho que el presidente Obama no se reunirá con Netanyahu durante la visita del mes próximo. Obama y Netanyahu han tenido una relación tensa desde hace mucho tiempo, en parte a causa del escepticismo del líder israelí sobre las negociaciones nucleares lideradas por Washington con Teherán.

Según la Constitución estadounidense, el vicepresidente actúa también como presidente del Senado, por lo que Biden habría tenido que asistir a la reunión conjunta del Congreso para escuchar a Netanyahu. El asiento de Biden está justo detrás del podio del orador.

Zehava Galon, del izquierdista partido israelí Meretz, también pidió a Netanyahu cancelar sus planes. A su vez, el líder centrista Yair Lapid dijo que el asunto del discurso estaba "dañando gravemente las relaciones estratégicas de Israel con Estados Unidos".

Mientras tanto, el ex jefe del Mossad israelí Shabtai Shavit se unió a un grupo de ex altos funcionarios de seguridad para pedirle al liderazgo de Israel que haga más por buscar la paz con los palestinos.

En declaraciones al Canal 2 de la televisión israelí, Shavit dijo que el gobierno debería aceptar el plan de paz árabe de 2002, que ofreció una paz integral con el mundo árabe a cambio de un acuerdo de paz con los palestinos. No se le ha prestado gran atención al plan desde que fue propuesto en medio de un violento levantamiento palestino hace más de una década.