El líder de un grupo en Nuevo México que según autoridades federales pertenece a un pandilla motorizada proscrita y vinculada con narcotraficantes mexicanos fue acusado de provocar una pelea general en un salón de Texas durante una boda.

Un escuadrón policial especial detuvo a Lucas Miller, de 29 años, después de una larga investigación, anunció el lunes la policía de Santa Fe. Fue acusado de tres delitos de agresión.

Las autoridades dijeron que Miller encabeza la División de Santa Fe del Club de Motociclistas "Bandidos". Cuatro personas fueron arrestadas en una pelea: una en Albuquerque y tres en El Paso, Texas.

Los arrestos fueron parte de una serie de medidas drásticas a nivel nacional contra Bandidos, cuyos miembros han sido acusados de narcotráfico, agresión y otros delitos en California, Colorado y Texas.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que Bandidos tiene más de 2.000 miembros y adjuntos, con más de 90 representaciones en Estados Unidos, Canadá, Europa y en otros lugares. Un reporte del FBI en 2011 dijo que Bandidos tiene relaciones con los carteles del narcotráfico mexicano.

Miller fue acusado de un delito de agresión agravada y dos de delitos de agresión en una pelea en un bar. Los delitos incluyen agresión a dos hombres de 36 y 61 años y una mujer de casi 60 años en el Salón Stagecoach en El Paso el 18 de agosto.

En el bar se realizaba una boda cuando miembros de la pandilla atacaron al novio y a ambos padres del novio, informó la portavoz de la policía de Santa Fe, Celina Westervelt. No se aclaró cuál fue la causa de la pelea, pero los miembros de los Bandidos, al parecer la provocaron, dijo.

___

Russell Contreras está en Twitter: http://twitter.com/russcontreras