Capturan a presunto líder de banda que amenazaba a Asprilla

El presunto líder de la banda que habría amenazado de muerte al ex futbolista Faustino Asprilla fue capturado en la madrugada del viernes, anunció el director de la policía colombiana.

El general Rodolfo Palomino originalmente confirmó la detención de Oscar Darío Restrepo Rosero, alias el "Porrón", de 31 años, por quien las autoridades ofrecían una recompensa de 80.000 dólares.

La captura de Restrepo Rosero y dos de sus escoltas se sumó a la de Andrés Felipe Marín, alias "Pipe", quien sería el segundo de la banda vinculada con asesinatos, extorsiones, tráfico de drogas en pequeñas cantidades, desplazamiento forzoso y porte ilegal de armas de fuego en la zona del Valle del Cauca, en el suroccidente colombiano.

Los detenidos se encontraban en una lujosa finca en un sitio apartado y de difícil acceso.

Marín fue detenido por la policía cuando estaba con cuatro mujeres y sus escoltas en una finca en la población de Cerrito, departamento del Valle del Cauca, el 25 de enero.

Restrepo Rosero y Marín habrían amenazado el 9 de diciembre a Asprilla, su familia y los trabajadores que le prestan servicio en una finca ubicada en Tuluá, departamento del Valle.

El "Tino" brilló con el Parma de Italia, Newcastle de Inglaterra y otros clubes. Formó también parte de la selección colombiana que participó en los mundiales de 1994 y 1998.

"Se ha logrado finalmente en la madrugada de hoy (viernes) la captura de este sujeto. Este es un trabajo de varios meses de persecución, fueron varias las capturas de la estructura de este bandido, este criminal, que fueron realizadas con anterioridad y precisamente en la madrugada ha sido localizado en un lugar del departamento del Valle", precisó el general Palomino en declaraciones a Caracol Radio de Colombia.

Los detenidos fueron puestos a órdenes de la Fiscalía tras su traslado a Cali, capital del Valle del Cauca.

Asprilla, retirado de las canchas desde hace una década, denunció las amenazas por medio de las redes sociales, y llegó a decir que se iría de la región donde nació.

Poco después, Asprilla dejó atrás la idea de marcharse de Tuluá, donde sigue residiendo, bajo la protección de la policía.

"La captura de Porrón es un mensaje para toda Colombia. Tenemos que denunciar la extorsión (...) Muy feliz por Tuluá. Seguiremos denunciando y promoviendo que no exista impunidad", escribió Asprilla el viernes en su cuenta de Twitter.

"Porrón" y "Pipe" comandaban la banda la "Inmaculada", de la que otros 16 integrantes fueron capturados en los dos últimos meses, según las autoridades.

"Cuando me pasó esto (las amenazas) en diciembre, no sabía qué rumbo tomar y al final decidí denunciar a esta gente, tenían amenazados a todos en Tuluá, extorsionaban y entonces evité el temor que transmite la gente", dijo Asprilla a la radio colombiana La W el viernes por la noche.

Destacó que la banda extorsionaba a pobres y ricos desde 2011.

"Decidí denunciar cuando vi el poder que había conseguido (la banda) en cuatro años... No podía callar, pagar como muchos habitantes de Tuluá, entonces seguían haciendo lo que les daba la gana pero se equivocó (Porrón) de personaje", subrayó".

Asprilla recordó que la banda de este hombre supuestamente asesino en diciembre a un hijo de un comerciante que se negó a seguir dándole dinero.

"No me asusté contra Argentina en el estadio monumental cuando le metimos 5-0 con más de 90.000 personas gritándole a uno 'negro los colombianos están de luto' ahora menos con 'Porrón' y su gente", indicó.