Jugadores de Alianza Lima son agredidos tras derrota

Jugadores de Alianza Lima fueron agredidos a golpes el jueves por un grupo de supuestos hinchas, enardecidos por la derrota 4-0 que el club peruano sufrió el martes ante Huracán de Argentina por la fase preliminar de la Copa Libertadores.

Alrededor de una veintena de agresores irrumpieron en el camerino del estadio Alejandro Villanueva, donde los jugadores aliancistas cumplían un entrenamiento. El estadio solo tiene dos vigilantes, quienes se vieron sobrepasados por la superioridad numérica de los agresores.

El centrocampista Víctor Cedrón y el volante Christian Cueva mostraban leves moretones, el primero en el pómulo izquierdo y el segundo en la cabeza que la tiene rapada.

Ingresaron con "cuchillos y armas de fuego" y golpearon a los integrantes del plantel en el camerino del estadio donde entrenan en Lima, dijo a periodistas Francesco Manassero, presidente del sindicato de futbolistas de Perú. Manassero habló acompañado por los jugadores.

Los agresores exigieron la renuncia del entrenador uruguayo Guillermo Sanguinetti.

Susana Cuba, la presidenta del club limeño, informó al diario El Comercio que de momento no tomará una decisión sobre la continuidad de Sanguinetti: "No puedo tomar una decisión en caliente porque podría caer en un error o una injusticia con el profesor Sanguinetti", dijo.

La tensión entre hinchas y jugadores empezó el martes tras la derrota.

Un grupo de simpatizantes recriminó con groserías al volante Cueva y al defensa Miguel Araujo, quien bajó de su automóvil y abofeteó a uno de ellos, según mostraron varias televisoras locales. La barra de Alianza, como se conoce a los simpatizantes, no se ha pronunciado al momento.

Con la derrota en el partido de ida de la eliminatoria, Alianza Lima prácticamente quedó eliminado del torneo continental, aunque aún le toca visitar a Huracán en Buenos Aires el próximo martes.