Los bomberos intentaban el martes apagar varios incendios forestales en Córdoba y otras tres provincias argentinas que se propagaban con rapidez por las altas temperaturas y las fuertes ráfagas de viento.

La situación más difícil es la de Córdoba, en el centro geográfico de Argentina, donde el fuego que comenzó hace dos días afecta principalmente la zona de la sierra. Unas 480 personas han sido evacuadas, la mayoría de ellas en el turístico valle de Calamuchita, unos 120 kilómetros al sur de la capital provincial, mientras que un hombre está grave tras ser herido en la cabeza por un árbol que se desplomó, dijo el ministro de Desarrollo Social cordobés Daniel Passerini.

"Con una sequía de cuatro meses y vientos cruzados, no hay forma de parar el fuego", señaló por su parte a la prensa el gobernador de Córdoba José Manuel De la Sota. "Los meteorólogos pronostican que las condiciones climáticas serán peores en las próximas 48 horas, con una temperatura de 40 grados y vientos de entre 50 y 60 kilómetros por hora", indicó.

De la Sota admitió que la situación "es grave" pero descartó que vayan a perderse vidas humanas. Las localidades más afectadas son Alta Gracia, Ciudad América, Agua de Oro, Potrero Garay y Villa Yacanto. "El fuego está incontrolable", dijo el jefe de bomberos de esa última localidad, Gustavo Bettini, quien precisó que trabajan "diez camiones cisternas y autobombas, con más de cien bomberos".

Los incendios también se propagaron en la zona de las Sierras Chicas y en el paraje La Pampa algunos vecinos se negaron a dejar sus viviendas. Otros se enfrentan a las llamas cuerpo a cuerpo.

En tanto una persona fue detenida sospechosa de haber provocado algunos focos ígneos en Córdoba.

Otros incendios afectan a la provincia de San Luis, al suroeste de Córdoba. Las autoridades declararon el estado de emergencia por tres meses en ese distrito, donde la sequía prolongada y el fuerte viento complican la tarea de los bomberos. El último foco que era combatido se inició cerca de San José del Morro -110 kilómetros al sureste de la capital provincial- donde 50 personas fueron evacuadas, dijeron medios de prensa locales.

En la norteña provincia de Tucumán los bomberos se abocaron a combatir las llamas en el cerro San Javier, al oeste de la capital del distrito. La víspera algunos focos ígneos se acercaron peligrosamente al aeropuerto internacional de esa ciudad.

En Neuquén, en la Patagonia, las autoridades informaron que hay cerca de cinco focos de incendio en la localidad de Plottier y que ya fue extinguido el fuego que rodeaba la capital neuquina. La situación en esa primera localidad se normalizó aunque quedaron varios puntos ardiendo, advirtieron las autoridades.

Estas últimas informaron además a la prensa que habían detectado a varias personas en la madrugada del martes cuando trataban de revivir las llamas.