Sigue sin definirse adopción por parte de parejas gays

La Corte Constitucional quedó empatada el miércoles al intentar decidir si avala la adopción de niños por parte de parejas de personas del mismo sexo.

La votación quedó empatada a cuatro votos a favor o en contra entre los ocho juristas que intervinieron en el debate, informó la oficina de prensa del tribunal, por lo que resulta necesario escoger a un conjuez para que dirima el polémico tema, luego de estudiar el voluminoso expediente.

En Colombia las decisiones de la Corte Constitucional son de última instancia e inapelables.

La ponencia del caso está a cargo del magistrado Jorge Iván Palacio, quien en un documento de 145 páginas llegó a la conclusión de que conceptos de expertos dan cuenta de que científica y médicamente no está establecido que menores de edad puedan sufrir traumatismos si su crianza corre a cargo de parejas homosexuales.

A finales de agosto de 2014, la propia Corte Constitucional dio luz verde a la adopción de una niña por parte de dos mujeres, pero con la advertencia de que esa decisión sólo aplicaba para los casos en los que uno de los demandantes fuera la madre o el padre biológico del menor.

Actualmente las parejas homosexuales en el país pueden registrar ante un notario las llamadas "uniones de hecho" o "uniones civiles", y desde 2007 éstas pueden afiliarse al sistema de salud y de pensiones.

El Congreso colombiano se ha abstenido de legislar sobre el matrimonio entre parejas del mismo sexo, pese a que la Corte Constitucional así se lo ha solicitado.

La Corte Suprema de México aprobó en 2010 una reforma a una ley para permitir la adopción de niños por parte de matrimonios de parejas del mismo sexo en la capital del país.

La sentencia abrió la posibilidad para que otros estados mexicanos se pronunciaran sobre el tema, pero sólo el estado de Coahuila, fronterizo con Estados Unidos, permitió estas adopciones en febrero de este año.

En Argentina las parejas del mismo sexo pueden adoptar desde que se sancionó en 2010 la ley de matrimonio igualitario.

En Brasil ha habido casos en los que los jueces no han encontrado ningún impedimento para que parejas gays adopten, y en Uruguay hay algunas parejas homosexuales que ya han adoptado.