Se entrega a la justicia general involucrado en masacre

El general en retiro de la policía Fabio Castañeda se sometió a las autoridades en las últimas horas para responder por su eventual responsabilidad en una masacre de 20 indígenas perpetrada hace dos décadas en el suroeste colombiano.

La policía informó el miércoles que Castañeda se entregó con su abogado la noche anterior en una sede de la institución en el norte de Bogotá. Medios locales indicaron que también lo hizo y por los mismos hechos el mayor en retiro Jorge Enrique Durán.

Los hechos en los que están comprometidos Castañeda y Durán datan de diciembre de 1991, cuando un grupo de hombres armados llegaron a la hacienda El Nilo, del municipio de Caloto, en el departamento de Cauca, a unos 305 kilómetros al suroeste de la capital colombiana, y, tras incendiar sus viviendas, obligaron a los indígenas paeces a tenderse en el suelo y procedieron a dispararles.

Aunque la investigación por la masacre alcanzó a estar en la justicia ordinaria, en julio de 1999 un tribunal superior militar cesó todo procedimiento en favor de Durán y Castañeda, quien para la época del homicidio se desempeñaba como capitán de la institución.

Pero la Procuraduría, que en este país representa los intereses de la sociedad, elevó un recurso de revisión ante la Corte Suprema de Justicia con base en informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA que daba cuenta de que en la aludida masacre "agentes del Estado colombiano y civiles están vinculados con la violación múltiple de los derechos a la integridad física" de los 20 muertos y un herido.

En agosto de 2014, la Corte Suprema le dio la razón a la Procuraduría y dejó sin piso la decisión que en su momento tomó el tribunal superior militar y devolvió el caso a la justicia ordinaria o administrada por civiles.

Las observaciones de la Corte señalaron "que el homicidio de los inermes indígenas a manos de particulares, con la asistencia directa de los referidos oficiales, son labores inherentes o con ocasión al servicio, ligadas específicamente a la función de seguridad pública".

Ahora Castañeda y Durán deberán responder por varios delitos, entre ellos homicidio y tentativa de homicidio.