Aviones de Nigeria y Chad bombardean a Boko Haram

Los soldados de tres países combatieron el miércoles por tierra y aire, en por lo menos dos frentes, a Boko Haram y mataron a cientos de los extremistas islámicos, según informaron.

El ejército de Chad dijo que sus soldados fueron atacados el martes en Camerún por Boko Haram, el grupo nigeriano extremista que ha masacrado y secuestrado a numerosos civiles y que ha desbordado a los militares nigerianos. La respuesta de las fuerzas de Chad pone de manifiesto la nueva resolución africana a enfrentar lo que consideran una amenaza regional.

"Nuestras fuerzas valerosas respondieron enérgicamente. Se lanzó inmediatamente una cacería hasta su base en Gamboru y Ngala (en Nigeria), donde fueron barridos completamente", dijo el vocero, coronel Azem Bermendoa, por la televisión nacional el martes por la noche.

Más de 200 extremistas y nueve soldados de Chad murieron, agregó.

El miércoles, centenares de combatientes de Boko Haram desplazados de Gamboru cruzaron la frontera y atacaron puestos militares de Chad en Fotokol, en el extremo norte de Camerún, dijeron residentes y militares.

Las fuerzas de Camerún se movilizaron para sumarse a los chadianos y enfrentar a los invasores, dijo el periodista residente Ledoux Blaise Mal Moussa a The Associated Press por teléfono. La batalla fue confirmada por oficiales del ejército camerunés que hablaron con la condición del anonimato por no estar autorizados a hablar con la prensa. La mayoría de los residentes de Fotokol habían huido hacía semanas de la ciudad que Boko Haram usaba para reabastecerse.

Mientras tanto, aviones de guerra de Nigeria y jets y helicópteros artillados de Chad lanzaron una campaña de bombardeos que forzó a los islámicos a huir de más de una docena de pueblos en el nordeste de Nigeria donde los extremistas habían declarado un califato en agosto.

Las acciones militares de esta semana constituyen la mayor ofensiva contra Boko Haram en sus más de cinco años de historia y tienen lugar en momentos en que Nigeria se prepara para las elecciones presidenciales del 14 de febrero que se anticipan reñidas.

Las autoridades de la Unión Africana se aprestaban a reunirse el miércoles en Camerún para concluir el mandato de una fuerza multinacional de 7.500 soldados de Nigeria y sus cuatro vecinos francófonos para combatir a los extremistas que en los últimos meses ocuparon más de 130 pueblos y aldeas. Esos centros de población están en tres de los estados del nordeste de Nigeria fronterizos con Camerún, Chad y Níger. Boko Haram ocupa muchos de ellos desde hace seis meses.

Los aviones nigerianos iniciaron sus bombardeos el lunes en el bosque Sambisa, de Nigeria, donde los extremistas tienen campamentos y donde llevaron a unas 300 niñas escolares secuestradas en abril, dijeron testigos.

"Por la noche oímos el ruido de explosiones distantes", dijo Bulama Danbayo por teléfono desde Madagali, en el estado de Adamawa. "Estábamos aterrados pero algunos de los soldados estacionados aquí nos dijeron que no nos preocupáramos, ya que habían comenzado a bombardear el bosque de Sambisa".

Un vocero nigeriano, Mike Omeri, dijo en una declaración el martes que las fuerzas nigerianas esta semana "liberaron de la presencia de Boko Haram" a más de una docena de pueblos. "Este es uno de muchos golpes asestados a los terroristas, y habrá más", dijo a la AP en una declaración.