Jueza descarta a miembro del jurado en caso Aaron Hernández

La jueza encargada del proceso por homicidio contra Aaron Hernández descartó a una miembro del jurado, al señalar que hay evidencia de que la mujer había hablado sobre el caso en los últimos años y tenía un interés previo en formar parte del panel.

Susan Garsh, jueza del condado de Bristol, descartó a la jurado el martes por la tarde después de interrogarla por separado y cerrar la sala para escuchar evidencia al respecto.

Después de una audiencia a puerta cerrada que duró más de 90 minutos, Garsh dijo que hay evidencia confiable de que la jurado expresó una opinión sobre el caso en una conversación, incluyendo su postura de que sería difícil declarar culpable a Hernández sin el arma homicida. La jueza dijo que la jurado también habló sobre evidencia que el tribunal determinó que era inadmisible en el caso.

"Durante los años pasados la jurado ha expresado su interés por participar en este proceso en particular", dijo Garsh. "Hay evidencia sólida de que la jurado ha acudido a más juegos de los Patriots de los que informó inicialmente en el cuestionario".

Se desconoce cómo se llegó a esa conclusión sobre la jurado. Cuando los 17 jurados restantes volvieron a la sala la juez les dijo que una había sido removida por "razones puramente personales" sin relación con el caso.

Doce jurados decidirán el destino de Hernández. Los alternos serán elegidos al azar de entre los 17 inmediatamente después de que comiencen las deliberaciones.

Hernández, ex jugador de los Patriots de Nueva Inglaterra, está acusado de asesinar a Odin Lloyd, un jugador de fútbol americano semiprofesional que salía con la hermana de la prometida de Hernández.

El ex tight end, de 25 años, tenía un contrato firmado con los Patriots por 40 millones de dólares cuando fue detenido.

El martes fue el día de reanudación de las actividades en el juicio desde que los Patriots ganaron el Súper Bowl. La jueza dijo a los jurados que se les permitiría ver el partido pero tendrían que salir de la sala o guardar distancia si se pronunciaba el nombre de Hernández.

La novia de Lloyd fue interrogada el martes por el fiscal William McCauley acerca de cuándo conoció a Ernest Wallace, un amigo de Hernández también acusado por el homicidio y Alexander Bradley, otro amigo que acusa al exjugador de dispararle en la cara en Florida meses antes de la muerte de Lloyd.

Hernández además está acusado de matar a dos hombres en 2012 luego de que alguien derramó una bebida sobre él en un club nocturno. En caso de ser declarado culpable por el homicidio podría pasar ser condenado a cadena perpetua.