Real Madrid enfrenta al Sevilla y busca distanciarse

Pese a no poder contar aún con el astro Cristiano Ronaldo por sanción, el Real Madrid gozará el miércoles de una nueva ocasión para distanciarse de Barcelona y Atlético de Madrid como líder de la liga española, cuando enfrente al Sevilla en partido correspondiente a la 16ta fecha del campeonato.

El resto de equipos de la primera división ya totalizan 21 jornadas disputadas, pero los 51 puntos que acumula el Madrid en lo alto de la tabla de posiciones los consiguió en 20 fechas, pues tiene pendiente el choque frente a los sevillistas, aplazado en diciembre por la disputa del Mundial de Clubes que acabó conquistando el conjunto merengue.

Fue un gran final de 2014 para el Madrid, que llegó a contar 22 victorias seguidas en todas las competiciones; aunque el arranque de año ha resultado más irregular. El equipo de Carlo Ancelotti ha registrado un decepcionante balance cuatro victorias, dos derrotas y un empate en 2015; y pese a ello sigue puntero en la liga con una unidad de ventaja sobre el Barsa (50 puntos) y cuatro respecto al vigente campeón Atlético (47).

El reciente resurgir del Barsa, que hilvana ocho victorias seguidas, inquieta a los madridistas, que consideran el duelo con el Sevilla una buena ocasión para ampliar a cuatro puntos su distancia con el acérrimo rival azulgrana.

El conjunto blanco está tan obligado a mirar al Barsa como al Atlético, con el que se medirá el sábado por la 22da fecha del campeonato, después de que los rojiblancos salieran victoriosos del clásico ciudadano por la eliminatoria de octavos de final de la Copa del Rey. La eliminación copera escoció al Madrid, vigente campeón del torneo, pero permite al cuadro capitalino economizar esfuerzos en el tramo más exigente de la temporada, con el regreso de la Liga de Campeones también en el horizonte.

La gestión del plantel es tema de debate en el entorno madridista, que empieza a vislumbrar síntomas de fatiga en futbolistas capitales como Toni Kroos o el colombiano James Rodríguez.

Se espera que el rocoso Sevilla, actual cuarto clasificado con 42 unidades, plante batalla en el estadio Santiago Bernabéu pese a las bajas por lesión de Benoît Trémoulinas, José Antonio Reyes y el uruguayo Sebastián Cristóforo, y también de Diogo Figueiras y el argentino Ever Banega, sancionados. El técnico Unai Emery mantiene la duda del arquero Beto y el volante Grzegorz Krychowiak, pero reincorpora al mediocampista Stéphane MBia, una vez cerrada su participación en la Copa Africana de Naciones.

Se perderá su segundo cotejo seguido Cristiano en el bando local, pues al portugués le resta por cumplir uno de los dos partidos del castigo aplicado por agredir a un rival en la 20ma fecha. La última goleada del equipo de Ancelotti, 4-1 ante la Real Sociedad el pasado sábado, dejó buenas sensaciones; en especial por el buen momento del delantero Karim Benzema, quien anotó un doblete.

Pero preocupa el creciente distanciamiento de la afición respecto a Gareth Bale, llamado a recoger el testigo en ausencia de Cristiano, máximo cañonero de la competición con 28 dianas. "Tranquilos con Bale. Está haciendo una temporada fantástica", opinó el martes Ancelotti sobre el atacante galés, autor de 16 goles en 29 partidos en el curso actual. "Podemos sacar puntos a nuestros rivales, el partido más importante es mañana", remarcó el preparador sobre el exigente calendario.

En defensa, Ancelotti sigue pendiente de la evolución del central Pepe, en fase de recuperación de su lesión, y las molestias del lateral Fabio Coentrao que cobran especial relevancia puesto que el otro carrilero, Marcelo, está a una tarjeta amarilla de cumplir ciclo y verse privado de jugar frente al Atlético; lo mismo que James.

Tras firmar la mejor primera vuelta de su historia, el Sevilla ha echado el freno en el último mes, en que perdió con el Valencia y cayó eliminado de la copa por el Espanyol, al que ganó con sufrimiento el domingo, 3-2, pese a jugar buena parte del partido con un hombre más. El colombiano Carlos Bacca, máximo realizador del equipo con 12 dianas, no marcó en esa ocasión, pero sí facilitó la asistencia ganadora para Iago Aspas, quien pide paso en el once titular.

Pero en el choque aplazado, los andaluces también ven la ocasión de dar un golpe sobre la mesa ganando su quinto encuentro fuera de casa para distanciarse a su vez del quinto clasificado Valencia (41 puntos) en la pugna por clasificar a la próxima Liga de Campeones. Enfrente no encontraran a Cristiano, pero sí un Madrid poderoso y estadísticas disuasorias: los blancos han ganado los últimos siete partidos en su estadio con balance de 28 goles a favor por solo cuatro encajados, y los sevillistas no puntúan en feudo madridistas desde 2008, cuando ganaron por 4-3.