París: 8 a juicio por robo millonario de joyas

Ocho hombres acusados de uno de los robos de joyas más grandes del mundo, por un valor superior a 100 millones de de euros (113 millones de dólares) fueron a juicio el martes.

El botín del robo a una boutique de Harry Winston, que incluyó relojes, collares, aretes y otras joyas, nunca fue recuperado totalmente. Los cargos incluyen asociación ilícita en pandilla y recepción de bienes robados.

Cuatro hombres disfrazados de pintores de edificios entraron a la boutique cerca de la avenida Champs-Elysees, una zona frecuentada por turistas, a través de una puerta de servicio en 2007, ataron al personal y se alzaron con 360 joyas y 120 relojes, de acuerdo con documentos judiciales.

Un año después se repitió el saqueo. Cuatro hombres --tres de ellos con pelucas y vestidos de mujer-- entraron por la puerta principal y se llevaron 297 joyas y 104 relojes en menos de 20 minutos, según las actas.

"Miren las series de TV sobre robos de joyas y se ven máscaras y chalecos antibala. Aquí tenemos medias de mujer y tacos altos", dijo el abogado defensor Eric Dupond-Moretti a la prensa.

Uno de los sospechosos es un guardia de seguridad de la boutique, Mouloud Djennad, cuyo abogado dijo que espera recuperar la "serenidad" después del juicio.

El presunto cabecilla, Douadi Yahiaoui, había cumplido varias condenas por drogas.

Otro acusado, Hassen Belferroum, dice que lo atraparon injustamente y es inocente, dijo su abogado.

La policía arrestó a 25 personas y recuperó parte de las joyas en una redada en 2009. Dos años después, se hallaron 19 anillos y tres pares de aretes por valor de 18 millones de euros (20,4 millones de dólares) en una cloaca parisina cerca de la casa de Yahiaoui, dijeron las autoridades. Estaban dentro de una caja de plástico oculta en una moldura de cemento.

La estimación del valor de los bienes robados varía, pero las autoridades creen que los dos robos sumaron más de 100 millones de euros.

___

Jeff Schaeffer en París contribuyó a este despacho.