Alemania perseguirá viajes, financiamiento yihadí

El gobierno alemán trabaja en leyes más estrictas que impidan a combatientes extranjeros viajar a Siria, Irak y otras regiones con la intención de unirse a un grupo terrorista.

El gabinete abordará el miércoles una propuesta de ley que convertiría en un delito intentar salir de Alemania con el objetivo de unirse al grupo Estado Islámico o a otras organizaciones terroristas.

Además, una segunda medida concedería a las autoridades el armamento legal para procesar a cualquiera que desvíe incluso cantidades pequeñas de dinero a grupos terroristas.

La ley, a la que Associated Press tuvo acceso el martes, tendría que ser aprobada por el Parlamento antes de convertirse en ley, lo que alinearía las regulaciones alemanas con una resolución aprobada en 2014 por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Unas 600 personas viajaron desde Alemania para combatir en Siria o Irak.