Político yemení: Rebeldes quieren a su milicia en ejército

Los rebeldes chiíes que controlan la capital de Yemen, Saná, quieren que su milicia se convierta en parte del ejército y la policía del país como condición previa a las conversaciones para levantar el arresto domiciliario que pesa sobre el presidente y el gobierno, dijo un político de alto nivel.

Este es el último avance en la toma de poder de los rebeldes Huthi, que también controlan los principales edificios del gobierno en Saná e instalaciones militares clave.

Abdulá Noaman dijo el lunes que su Partido Nasserista se retiró el domingo de las conversaciones auspiciadas por Naciones Unidas después de que los Huthi exigieron que su milicia de 20.000 hombres entre en el ejército y las fuerzas de seguridad del país como precondición para cualquier tipo de acuerdo.

Los Huthi dieron el domingo un ultimátum de tres días a las fuerzas políticas yemeníes para alcanzar un acuerdo, de lo contrario dijeron que decidirían ellos mismos.