El Súper Bowl es mucho más que deporte

El Súper Bowl, básicamente, es el juego que consagra al campeón de la NFL.

Pero trasciende el deporte desde que se disputó por primera vez en 1967.

El domingo del Súper Bowl se ha convertido en un feriado extraoficial en Estados Unidos, un día en que familiares y amigos se reúnen para presenciar el encuentro, los avisos comerciales originales y los actos musicales exuberantes en el entretiempo.

El juego y las dos semanas previas de fiestas y expectativas han convertido el Súper Bowl en un espectáculo que rivaliza en este país con la resonancia de los Juegos Olímpicos o la Copa Mundial, una boda real o un cónclave papal, los Oscar o los Grammy.

Un panorama de lo que hace tan especial el Súper Bowl: