Autoridad pide perdón por montaje en caso Galán en Colombia

La Fiscalía y la policía ofrecieron el viernes excusas públicas a las familias de tres comerciantes que de manera injusta fueron señalados de ser los autores materiales del asesinato en 1989 del dirigente liberal Luis Carlos Galán.

"Estamos hoy aquí reunidos para realizar un acto de reconocimiento de los errores cometidos por diferentes instituciones del Estado, en especial de la Fiscalía, que generaron el sufrimiento que han padecido" los perjudicados y sus allegados, sostuvo el vicefiscal Jorge Perdomo en el acto de perdón público en la sede principal de la Fiscalía en Bogotá.

Por el asesinato de Galán fueron injustamente acusados y detenidos los comerciantes Alberto Júbiz Hasbum, Héctor Manuel Cepeda y Norberto Hernández.

En concepto de Perdomo, ninguno de los detenidos debió ser señalado "de hechos tan graves que aún siguen vivos en la memoria de los colombianos". Según dijo, "se desvió la investigación para incriminar a personas inocentes".

Afirmó que hechos como el cometido contra los tres hombres "no pueden volver a repetirse".

El Consejo de Estado, una de las cuatro altas cortes del país, condenó en febrero de 2014 a la Nación por los errores cometidos en el caso de Júbiz, Cepeda y Hernández. Por eso ordenó pagarles casi 1,5 millones de dólares divididos entre los tres o sus familiares, como en el caso de Júbiz que falleció de muerte natural en 1998.

El Consejo de Estado advirtió que la indemnización deberá ser reembolsada al erario por los verdaderos autores del montaje judicial: los entonces directores del Departamento Administrativo de Seguridad, general en retiro de la Policía Miguel Maza Márquez, y de la Policía Judicial, general en retiro Oscar Peláez.

Galán fue asesinado el 18 de agosto de 1989 en Soacha, un municipio ubicado cerca de Bogotá. Al momento de su asesinato, según las encuestas de entonces, era el más firme candidato para ganar las elecciones presidenciales de 1990.

Maza está en prisión como presunto autor intelectual del asesinato de Galán. En los años 80 Maza fue considerado un héroe en Colombia por su lucha contra el narcotráfico. Peláez aún no ha sido investigado penalmente.

Por el asesinato de Galán, en agosto de 2011 la Corte Suprema condenó al exministro Alberto Santofimio como uno de los instigadores del homicidio.

La investigación de la Fiscalía ha dicho que el homicidio de Galán fue el producto de una componenda entre el narcotráfico y un sector de la clase política con la complicidad de un ala corrupta de la fuerza pública.