México recorta gasto y suspende proyecto de tren rápido

El gobierno de México anunció el viernes un recorte al gasto público, que incluye la suspensión de un proyecto del primer tren rápido del país, en lo que calificó como una medida "preventiva" ante un entorno internacional más inestable entre otras cosas por la caída del precio del crudo.

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, informó en rueda de prensa que en 2015 se reducirá el gasto presupuestal en 124.300 millones de pesos (cerca de 8.400 millones de dólares), que representa un 0,7% del producto interno bruto.

Refirió que la mayor parte del recorte se realizará en las estatales Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad.

El funcionario dijo que se decidió suspender de manera indefinida el plan de construir un tren de alta velocidad de la capital del país a la ciudad central de Querétaro, así como la cancelación de un proyecto de tren regular en la Península de Yucatán.

El proyecto del tren rápido a Querétaro ha estado en medio de la polémica luego de una primera licitación fue concedida y luego cancelada por el gobierno supuestamente para evitar suspicacias de irregularidades. El proyecto fue dado originalmente a un consorcio encabezado por una empresa china, pero en el que participaba una compañía mexicana que construyó una mansión para la primera dama Angélica Rivera, lo cual desató señalamientos de un posible conflicto de intereses o incluso tráfico de influencias.

Videgaray añadió que otros grandes proyectos del gobierno, como un nuevo aeropuerto de la ciudad de México, se mantienen en pie.

Los precios del crudo se han desplomado en los últimos meses al pasar desde los 100 dólares por barril hasta por debajo de los 40 dólares.

Cerca de una tercera parte de los recursos presupuestales de México provienen de los ingresos petroleros. La mezcla mexicana se cotizó el jueves en 38,42 dólares por barril.

El secretario de Hacienda dijo que no esperan que el ajuste afecte el pronóstico de crecimiento para todo el 2015, el cual se mantiene entre 3,2% y 4,2%.

El funcionario añadió que no se prevé aumentar impuestos ni contratar más deuda pública.