Familias de pasajeros del vuelo 370 rechazan versión oficial

Unos 100 familiares chinos de pasajeros del avión malasio desaparecido en marzo exigieron el viernes que las autoridades de Malasia retiren su declaración de que todos los que iban a bordo murieron, y afirmaron que sin tener pruebas tangibles no quieren solicitar las indemnizaciones.

El gobierno malasio declaró oficialmente el jueves que el aún perdido vuelo 370 de Malaysia Airlines tuvo un accidente y dijo que daba por muertas a las 239 personas que viajaban a bordo, abriendo camino a que comenzaran las reclamaciones legales. La mayoría de las familias de las víctimas en China --de donde procedían la mayor parte de los pasajeros-- aún se aferra a la idea de que sus seres queridos siguen con vida.

"No lo aceptamos. De hecho, exigimos que se retire la declaración", afirmó el viernes Zhang Qian, cuyo marido iba en el avión.

El rechazo de las familias a aceptar la conclusión de las autoridades es comprensible porque están pasando por una "pérdida ambigua", en la que no han visto ni cuerpos ni restos de la nave para confirmar la muerte, señaló Therese Rando, psicóloga clínica en Warwick, Rhode Island, que tiene una amplia experiencia en el tratamiento del duelo.

"Para cualquier familiar, tomar la decisión de suponer la muerte en ausencia de una confirmación es un gran paso", explicó Rando en un correo electrónico. "Necesitan haber eliminado otras posibilidades; hacerlo de otra manera equivaldría a abandonar de forma prematura a su ser querido".

Esta semana, 110 miembros de un grupo de 115 parientes de pasajeros se reunieron en anticipación al comunicado del gobierno malasio, y votaron que Malasia se abstuviera de hacer cualquier anuncio.

Jiang Hui, cuya madre iba en el avión, dijo que el nuevo anuncio no se basaba en ningún hecho.

"No sólo pedimos que el gobierno malasio retire la declaración, sino también una disculpa", dijo Jiang. "Ése es el deseo de la mayoría de los familiares".

Los parientes de las víctimas no se vieron convencidos con el argumento de que la declaración oficial abre camino a los procesos de reclamación.

"Me siento como que estoy abandonando todo si empezamos a hablar de compensación", dijo Zhang. "No necesitamos compensación, y estaríamos más que satisfechos de no pedir un centavo si mi esposo vuelve conmigo".

El responsable de aviación civil en Malasia, Azharuddin Abdul Rahman, dijo que jueves que la búsqueda del avión "sigue siendo una prioridad". El Boeing 777 desapareció el 8 de marzo de 2014 cuando volaba de Kuala Lumpur a Beijing.