Jordania espera prueba de que rehén de EIIL sigue vivo

El destino de un periodista japonés y de un piloto militar jordano era incierto el viernes, un día después que se cumpliera la supuesta fecha límite para un posible intercambio de prisioneros con el grupo Estado Islámico.

Jordania ha dicho que sólo liberará a la integrante de al-Qaida que tiene prisionera, Sajida al-Rishawi, si recibe una prueba de que el piloto, el teniente Muath al-Kaseasbeh, está vivo, pero hasta el momento no ha recibido tal evidencia por parte de los captores.

Al mismo tiempo, el gobierno jordano está bajo presión interna para conseguir la liberación de al-Kaseasbeh, el primer piloto extranjero capturado por los rebeldes del grupo Estado Islámico desde que una coalición internacional liderada por Estados Unidos empezó a efectuar bombardeos en septiembre contra zonas controladas por los combatientes en Irak y Siria. Jordania es parte de la coalición.

En Ay, el poblado del piloto en el distrito sureño de Karak, varias decenas de manifestantes pidieron su liberación y se pronunciaron en contra del papel de Jordania en la alianza contra el grupo Estado Islámico. "Los hijos de Jordania no deben ser sacrificados por Estados Unidos", decía una pancarta.

El piloto fue capturado en diciembre, después que su avión de combate F-16 cayó en territorio controlado por el grupo Estado Islámico en Siria.

El ex ministro de Relaciones Exteriores de Jordania, Marwan Muasher, dijo que las opciones para el gobierno jordano sólo son negativas.

"Jordania no tiene antecedentes de negociar con terroristas", dijo Muasher a The Associated Press en entrevista en Beirut. "Al mismo tiempo, creo que es evidente que todas las demás alternativas son peores que conseguir liberar al piloto".

El veterano diplomático dijo que no prevé que el rey Abdulá II reconsidere el papel de Jordania en la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico.

"El rey ha dejado en claro que esta es una guerra de valores, no sólo una guerra militar contra EIIL y que como tal, Jordania necesita estar involucrada", dijo Muasher. "De hecho, Jordania necesita estar a la vanguardia en la lucha contra EIIL".

Al-Rishawi, de 44 años, está condenada a muerte por horca por participar en un atentado suicida, uno de los tres atentados simultáneos contra hoteles de Amán en noviembre de 2005 que mataron a 60 personas. Ella sobrevivió porque su cinturón de explosivos no estalló.

En un principio confesó su participación, pero después se retractó y dijo que había participado contra su voluntad.

La detenida procede de la ciudad iraquí de Ramadi y tiene estrechos lazos familiares con la rama iraquí de al-Qaida, precursora del grupo armado Estado Islámico. Tres de sus hermanos eran operativos de al-Qaida caídos en combate en Irak.

El portavoz del gobierno, Mohamed al-Momani, se negó a hacer comentarios el viernes sobre un reporte de un diario kuwaití acerca de que la ejecución de la mujer y los juicios de detenidos vinculados con el grupo Estado Islámico en Jordania podrían acelerarse si el piloto era asesinado por sus captores.

Hace unos días, un mensaje de audio supuestamente subido por yihadíes a internet indicó que el piloto sería ejecutado a menos que al-Rishawi fuera entregada en la frontera turca para el anochecer del jueves. The Associated Press no pudo verificar de forma independiente la autenticidad de la grabación.

La grabación no dejaba claro qué le ocurriría a un segundo rehén, el periodista japonés Kenji Goto, si la mujer iraquí no era liberada. El plazo fijado se venció sin que hubiera noticias de los cautivos.

Funcionarios en Tokio dijeron que no había progresos que reportar.

"No hay nada que pueda decirles", indicó a la prensa el portavoz del gobierno nipón, Yoshihide Suga. El portavoz reiteró la "sólida confianza" en la ayuda de Jordania para ayudar a salvar al rehén japonés, el periodista independiente Kenji Goto.

___

Karin Laub informó desde Amán, Jordania.

___

Los periodistas de la Associated Press Omar Akour en Amán, Jordania, y Miki Toda, Kaori Hitomi y Mari Yamaguchi en Tokio contribuyeron a este despacho.

___

Karin Laub está en Twitter como twitter.com/karin_laub y Elaine Kurtenbach como twitter-com/ekurtenbach