Rebeldes invaden otro poblado en el este de Ucrania

Las fuerzas armadas ucranianas reconocieron el jueves que sus soldados fueron derrotados por fuerzas separatistas respaldadas por Rusia en otro poblado, parte de su batalla por controlar una estratégica terminal ferroviaria.

Un soldado herido en el combate por el poblado, Vuhlehirsk, dijo que se utilizaron vehículos blindados y tanques en el ataque a posiciones gubernamentales, lo que obligó a efectuar una retirada precipitada.

Vladislav Seleznyov, vocero del Ministerio de Defensa, indicó que se efectúan combates para expulsar a los rebeldes de Vuhlehirsk.

"Estamos tratando de expulsar del poblado al enemigo", señaló.

La pérdida del control completo del poblado complicará aún más los esfuerzos por resistir la acometida sobre Debaltseve, una terminal de tren cercana que está entre las dos ciudades principales en poder de los rebeldes: Donetsk y Luhansk.

Aunque los enfrentamientos en el este de Ucrania son feroces, aún hay esperanzas de reanimar un proceso de paz que ha sido socavado con cada nuevo día de combates.

Igor Plotnitsky, líder de los separatistas en la región de Luhansk, dijo a una agencia de noticias rebelde que el éxito en las negociaciones planeadas para el viernes dependerá de que se suspenda lo que describió como bloqueo económico de Ucrania a las regiones separatistas. El gobierno ucraniano ordenó el año pasado la suspensión de servicios bancarios en territorios rebeldes, y dejó de pagar prestaciones a personas no registradas en áreas controladas por el gobierno.

Jen Psaki, vocera del Departamento de Estado estadounidense, dijo que Washington condena enérgicamente los ataques a Debaltseve y subrayó que el poblado está aproximadamente a 13 kilómetros (ocho millas) más allá de una línea de tregua acordada en las negociaciones de paz de septiembre en Minsk, Bielorrusia.

"Además no puede haber duda respecto a la participación de Rusia en el aumento de la violencia, la cual está ocasionando sufrimiento y muerte entre aquellos a quienes Rusia ha afirmado que quiere proteger", agregó la funcionaria.

Desde que el conflicto comenzó en abril, han muerto más de 5.100 personas y han sido desplazadas más de 900.000, según cálculos de las Naciones Unidas.

___

Los periodistas de The Associated Press Yuras Karmanau en Kiev, Balint Szlanko en Donetsk, Matthew Lee en Washington, y Raf Casert y Lorne Cook en Bruselas contribuyeron con este despacho.