Lynch se olvida de las frases repetidas

Marshawn Lynch modificó el libreto y respondió a sus críticos.

Luego de dos días en los que repitió hasta el cansancio una misma respuesta, el corredor estelar de los Seahawks pronunció sus declaraciones más amplias en la semana del Super Bowl. La mayoría de sus comentarios buscó explicar a los periodistas por qué no le gusta hablar con ellos.

"No sé qué historia quieren armar todos ustedes sobre mí. No sé qué imagen quieren mostrar sobre mí", dijo Lynch el jueves. "Pero no importa lo que todos ustedes piensen ni lo que me digan, porque en la noche, cuando me marcho a casa, veo las mismas caras, las de la familia que amo, y eso es todo lo que me importa. Así que todos ustedes pueden inventar lo que quieran porque no digo lo suficiente para que ustedes vayan y me atribuyan cualquier cosa".

Cuando Lynch llegó al estrado, un hombre con una credencial de reportero dijo ser un profesor, y pidió que el jugador diera una buena discusión para sus estudiantes.

En vez de eso, Lynch comenzó a hablar, sin apegarse a un libreto o frase.

"Todos ustedes me colocan cámaras y micrófonos en la garganta", continuó Lynch. "Pero cuando estoy en casa, en mi ambiente, no los veo y ustedes están enojados conmigo. Si no lo están, ¿entonces por qué vinieron aquí? No tengo nada para ustedes. Ya se los dije".

Lynch, quien rehuyó los intentos de la prensa por sacarle declaraciones en conferencias obligatorias de prensa el martes y el miércoles, se mostró frustrado por el nuevo intento del jueves.

"Estoy aquí, preparándome para un partido. Y todos ustedes quieren hacerme estas preguntas, lo cual es comprensible. Puedo entender eso. Pero ya les dije que no comentaré nada... Todos mis requisitos se cumplieron".

Lynch tuvo palabras elogiosas para sus compañeros; su ciudad natal Oakland, California, y su fundación First Family. Cuando se le preguntó quién era el mejor jugador de los Seahawks, contestó, "todos ellos".

Y como lo ha hecho toda la semana, el jugador permaneció cinco minutos frente a los periodistas antes de marcharse.

El martes, en el Día de Prensa, Lynch repitió en 15 ocasiones, "sólo estoy aquí para que no me multen". El miércoles, respondió a todas las preguntas con otra frase, "ustedes saben por qué estoy aquí".

Incluso la cantante Katy Perry tomó una frase de Lynch durante su conferencia de prensa, en la que habló sobre su actuación prevista para el medio tiempo.

Cuando se le preguntó qué jugador le gusta, Perry respondió, "sólo estoy aquí para que no me multen".

Lynch ha eludido a la prensa durante mucho tiempo.

En noviembre, la NFL lo multó con 50.000 dólares por infringir la política de medios. Además, le cobró otra multa por ese monto, correspondiente a infracciones del año anterior.

La multa de 2013 había quedado suspendida a la espera de que Lynch cooperara en futuros encuentros con la prensa.

La Asociación de Cronistas del Fútbol Americano Profesional en Estados Unidos se quejó ante la liga por la sesión del lunes, y Lynch recibió una advertencia sobre otra multa potencial. Un vocero de la liga se negó a emitir comentarios.