Ministro de Defensa colombiano responde a informe de HRW

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, respondió el jueves al informe anual de Human Rights Watch y dijo que no es cierto que se haya favorecido a los militares implicados en actividades criminales.

"Es mentira que desde el Ministerio de Defensa se haya hecho algo para favorecer a algún miembro de las Fuerzas Armadas que haya cometido un delito", sostuvo el Ministro a través de un comunicado publicado en la cuenta oficial del ministerio.

El titular de defensa respondía de esta forma al informe de Human Rights Watch (HRW) en el que critica la actuación del ministerio y de otros militares por tratar de "desacreditar" las investigaciones sobre ejecuciones extrajudiciales conocidos como 'falsos positivos'. HRW sostiene que el Gobierno colombiano ha seguido promoviendo leyes que conducen a la impunidad frente a graves violaciones de Derechos Humanos.

En el informe presentado en Beirut, la organización no gubernamental critica también que el gobierno colombiano haya impulsado en el Congreso reformas para que los casos no sean juzgados por la justicia ordinaria sino por la militar, "que tradicionalmente no ha conseguido que los responsables rindan cuentas por sus crímenes" señala el informe.

Según el titular de la cartera de Defensa las reformas tienen como objetivo buscar "la seguridad jurídica de los miembros de la Fuerza Pública".

El informe de la organización no gubernamental resaltó igualmente que aunque las ejecuciones extrajudiciales de civiles han disminuido desde 2009, "durante 2013 y 2014 se registraron algunos nuevos casos" denunciados por organismos de derechos humanos.

Al respecto, Pinzón respondió señalando que "de acuerdo a información de Naciones Unidas, no han ocurrido en los últimos años casos de los llamados falsos positivos" o ejecuciones extrajudiciales atribuidas a la fuerza pública.

Por el contrario, insistió Pinzón, cuando ha habido errores por parte de militares y policías, éstos han sido denunciados ante las autoridades competentes y la opinión pública.