Ex presidentes: Reto de América Latina es la educación

Varios ex presidente latinoamericanos coincidieron durante un foro en Santo Domingo en la necesidad de mejorar la calidad de la educación para incrementar la competitividad de la región y reducir la desigualdad.

América Latina debe en los próximos años "dar valor a lo que se produce por medio de la apuesta por la educación", indicó la ex presidente de Costa Rica, Laura Chinchilla, durante la inauguración la noche del miércoles del III Foro Internacional de Santo Domingo.

Consideró que una mejor educación permitirá "sostener la reducción de la pobreza y las expectativas de las clases medias".

Chinchilla, quien gobernó de 2010 al 2014, participa junto a otros presidentes latinoamericanos en el foro convocado por la organización intergubernamental Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), que concluirá el viernes.

En su tercera edición, el foro se desarrolla en la sede de la Fundación Global Democracia y Desarrollo, que preside el ex mandatario dominicano Leonel Fernández, t debate propuestas de reformas para hacer de América Latina una región más democrática, próspera, equitativa y segura.

"El problema de América latina no es económico sino de gobernabilidad, de seguridad e inclusión; es un humano" y por tanto "el reto es invertir en su gente, en educación para que las clases populares puedan tener más oportunidades", consideró el ex presidente guatemalteco Vinicio Cerezo (1986-1991).

El ex gobernante boliviano Carlos Mesa (2003-2005) insistió en que "educación, ciencia, innovación y tecnología son los grandes déficits de la región".

El anfitrión Leonel Fernández (1996-2000 y 2004-2012) estimó que "lo peor de la crisis (financiera) ya pasó" y a partir de ahora la región "tiene que pasar por una transformación productiva, elaborar bienes con valor agregado y mejor insertados en el mercado mundial".

En la jornada inaugural también asistió el ex presidente Uruguay Luis Alberto Lacalle, mientras que se espera la participación de los ex jefes de Estado de Alejandro Toledo (Perú) y Manuel Zelaya (Honduras).