China y Alibaba en discordia por falsificaciones

Reguladores de China emitieron el miércoles un reporte severo contra una de las compañías más importantes del país, acusando a la gigante empresa de comercio por internet Alibaba de no hacer lo suficiente para evitar que se vendan artículos falsificados en sus sitios web. Sin temor alguno, Alibaba respondió con acusaciones sobre prejuicio y falta de ética por parte de un funcionario chino. Tal desafío público es casi inusual en China.

Aun más incierto es el momento en que aparece el reporte. La Administración Estatal de Industria y Comercio escribió el reporte en julio después de reunirse con la gerencia de Alibaba, pero pospuso su publicación para evitar afectar el debut de la compañía en la Bolsa de Valores de Nueva York. Alibaba reveló el asunto de los artículos falsificados como un factor de riesgo en sus folletos informativos, pero no reveló ninguna investigación por parte de reguladores antes de recaudar 25.000 millones de dólares en septiembre con su oferta pública inicial.

La controversia empujó el miércoles a la baja las acciones de Alibaba negociadas en Estados Unidos, cerrando la sesión con una pérdida de aproximadamente 4% en 98,45 dólares. Además amenaza con ocasionar problemas a Yahoo Inc., que tiene una participación de 15% en la empresa china. La caída del miércoles recortó más de 1.000 millones de dólares al valor de la participación de Yahoo unas horas después de que la compañía con sede en California dijo que derivaría las acciones de Alibaba en los próximos meses.

"Si la derivación ocurriera al final de este mes, no habría nada de qué preocuparse", dijo Martin Pyykkonen, analista de Rosenblatt Securities. "Pero si la acción de Alibaba está 20% abajo en seis meses, entonces podría haber problemas"

Los problemas de Alibaba con artículos falsificados están documentados. Alibaba.com y Taobao fueron mencionados en los reportes sobre "mercados notables" de Estados Unidos cada año de 2008 a 2011, aunque desde entonces han sido retirados ambos de la lista. Pero el reporte del miércoles fue la primera vez que China critica a una empresa propia, particularmente a una compañía estelar en una industria de internet que los líderes comunistas están ansiosos de desarrollar.

El reporte parece estar dirigido a "poner en su lugar a Jack Ma", dijo Gil Luria, de Wedbush Securities, en referencia al fundador de Alibaba.

La Administración Estatal de Industria y Comercio (AEIC) ha emergido como un regulador agresivo de los negocios en China. Ha perseguido acusaciones de corrupción y realizado investigaciones antimonopolio contra compañías extranjeras, incluidas Microsoft y Chrysler. Empresas extranjeras se han quejado de trato injusto.

"Quizá la AEIC está dejando en claro que puede perseguir a compañías nacionales tanto como a compañías extranjeras", dijo Nicholas Lardy, un especialista en China del Peterson Institute for International Economics. "¿Qué mejor que criticar a alguien en la cima de la cadena alimentaria?", agregó.