ONU pasa trabajos para enviar ayuda a Siria

La ONU dijo el miércoles que no puede entregar ayuda a 600.000 personas en dos ciudades sirias controladas por el grupo extremista estado islámico.

La vicejefa de asuntos humanitarios de la ONU Kyung-wha Kang le dijo al Consejo de Seguridad que los residentes de Raqqa, la capital de facto del Estado Islámico, y la ciudad de Deir ez Zorno recibieron entregas de alimentos en diciembre porque la ONU no tenía acuerdos con los grupos armados en control allí.

Los reportes mensuales de la ONU sobre las gestiones para llevar alimentos y otra ayuda a millones de personas atrapadas por la guerra civil en Siria han sido incesantemente sombríos. Kang dijo que 12 millones de personas necesitan ayuda humanitaria y 3,8 millones de personas han escapado a países vecinos. Otros 7,6 millones están desplazados dentro del país.

Kang llamó al Consejo para encontrar una forma de poner fin a la guerra.

"No podemos permitir que el mundo se olvide de Siria ni de las atrocidades que son cometidas contra su pueblo", dijo.

La ONU ha acusado reiteradamente al gobierno sirio de ataques contra su pueblo, incluyendo cañoneos y bombardeos aéreos contra áreas pobladas. Acusa además a grupos de la oposición armada y grupos terroristas de usar explosivos en áreas pobladas.

Más de 200.000 personas han muerto en Siria desde que la sublevación popular contra el presidente Bashar Assad en marzo del 2011 se convirtió en una guerra civil.

La ONU ha pasado trabajos para entregar ayuda a los necesitados y continúa presionando al gobierno sirio para que permita mejor acceso de las agencias de la ONU y grupos humanitarios. Kang dijo que no ha habido progresos en ese sentido.

El miércoles, el representante del gobierno sirio le dijo al Consejo de Seguridad que la ayuda "está llegando a organizaciones terroristas" y que sin la protección del gobierno la ONU no podría entregarle ayuda a nadie.

El año pasado, la ONU comenzó a enviar ayuda a Siria desde Turquía y Jordania sin esperar por la aprobación del gobierno sirio y está bajo presiones para enviar más. Pero el financiamiento es un reto. Kang dijo que los trabajos humanitarios en Siria requieren 2.900 millones apenas este año, y que la comunidad internacional financió menos de la mitad --48% -- de lo pedido el año pasado.