Luchan por regreso de educador mexicano a NY

Académicos, estudiantes y activistas se han unido para luchar por el retorno de un destacado educador mexicano a Nueva York, la ciudad donde el hispano vivió 24 años ilegalmente y donde creó una organización de ayuda para jóvenes inmigrantes.

Más de 9.800 firmas se han recogido en una petición por internet para que la senadora demócrata por Nueva York, Kirsten Gillibrand, pida a las autoridades migratorias que cambien su decisión de prohibir que Angelo Cabrera regrese a Estados Unidos.

"Estamos hablando con muchos grupos y obteniendo el apoyo de miembros de la comunidad", dijo Abigail Collazo, una amiga de Cabrera que dirige los esfuerzos de la campaña por internet.

Organizaciones como Reform Immigration for America y Daily Kos se han sumado a la iniciativa.

La presión de legisladores a los Servicios de Inmigración y Ciudadanía es una de las pocas opciones que le quedan a Cabrera, un educador de 40 años que viajó el año pasado a México para regularizar su situación y regresar a Estados Unidos por la vía legal, con un visado que le permitiría trabajar en Baruch College, una universidad local que le ofrecía un puesto de trabajo.

Sin embargo, el mundo de Cabrera se vino abajo cuando la embajada estadounidense en ciudad de México le envió un email en agosto informándole de que su petición había sido denegada.

"Me sentí muy mal. Sentí que parte de mi vida me la habían robado en ese instante", dijo Cabrera en una entrevista telefónica desde la casa de sus padres, en San Antonio Texcala, Puebla.

Cabrera cruzó ilegalmente la frontera en 1990, cuando tenía 15 años, y se asentó en Nueva York, donde trabajó en tiendas de comestibles a cambio de bajos salarios. Empezó a estudiar y obtuvo títulos de graduación de escuela secundaria, universidad y de una maestría en administración pública. En el 2001 fundó la Mexican-American Students Alliance, más conocida como MASA, para ayudar a niños inmigrantes educacionalmente.

Aun así, las cartas de políticos como el congresista demócrata José Serrano o la concejal Julissa Ferreras, que Cabrera presentó a las autoridades migratorias para lograr el visado, no sirvieron de nada.

Anthony Bucci, portavoz de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, dijo a la AP que no podía hablar de casos específicos, pero señaló que la política migratoria estadounidense enumera más de 60 motivos de inadmisibilidad para extranjeros.

"Solicitantes para admisión deben mostrar pruebas que establezcan que son claramente elegibles para entrar a Estados Unidos", señaló Bucci.

Glen Caplin, portavoz de Gillibrand, dijo a la AP que la oficina de la senadora no sabía de la petición hasta ahora y que la analizará.

_________________

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens