UE estudia datos de viajeros para política antiterrorista

Las naciones de la Unión Europea están actualizando sus medidas antiterroristas para concentrarse en la información de los pasajeros de las aerolíneas como parte de una estrategia para poner fin al desplazamiento de combatientes extranjeros hacia y desde Siria e Irak.

Ante los ataques terroristas en Francia, los ministros de interior y justicia de la UE debatirán el proceso de información de viajeros en una reunión de dos días a partir del jueves en Riga, Letonia.

La UE tiene concertados acuerdos de registros de nombres de pasajeros con Estados Unidos, Canadá y Australia, pero en cuatro años de discusiones políticas no ha creado un sistema para compartir datos entre sus propios países miembros.

El sistema de registro incluye las informaciones suministradas por los pasajeros y recolectadas por las aerolíneas. Contiene distintos tipos de información como fechas de viaje, itinerario, detalles de contacto y el modo de pago.

El sistema obligaría a las aerolíneas a suministrar a las autoridades datos de personas que entran o salen de la UE. Las autoridades lo consideran vital para rastrear el movimiento de combatientes extranjeros, pero los opositores desean saber cuánta información se recolecta y por cuánto tiempo se guarda.

Dada la preocupación por los derechos a la privacidad, más de una docena de países ha decidido actuar por cuenta propia.

"Varios estados miembros han indicado que tomarán medidas a nivel nacional para garantizar la seguridad de sus ciudadanos, debido a la falta de acción adecuada por parte de los legisladores de la UE", escribió la ex presidencia italiana al presidente Donald Tusk la semana pasada, en una carta que vio The Associated Press.

Otras medidas que se consideran son nuevos métodos de revisión en los aeropuertos, entrenamiento de los guardias de seguridad y nuevos modos de proteger blancos como supermercados o eventos deportivos.