Brasil: Rousseff exige a gabinete más eficiencia en gasto

La Presidenta de Brasil Dilma Rousseff encomendó el martes a su gabinete ejercer más eficiencia en el gasto público y defender la imagen del gobierno en un período de aumento de impuestos y cortes en el presupuesto.

La mandataria aseguró que en su segundo mandato su equipo se comprometerá con la "austeridad y la honradez", y se refirió a las nuevas medidas fiscales como indispensables para la salud financiera del país.

"Le recuerdo a cada uno de los ministros y ministras que las restricciones presupuestarias exigirán más eficiencia en el gasto, una tarea que estoy segura que todos ejecutarán con excelencia. Vamos a hacer más, gastando menos", expresó Rousseff al dirigirse a su gabinete antes de la primera reunión ministerial de su segundo mandato en la Granja do Torto, su casa de campo en la capital Brasilia.

Brasil reducirá un tercio el límite presupuestario de los ministerios en medidas de reequilibrio fiscales de forma gradual, agregó Rousseff. Ya la semana pasada, el nuevo ministro de Hacienda, Joaquim Levy, anunció nuevas medidas económicas de aumento de impuestos que se estima generen anualmente unos 7.600 millones de dólares adicionales.

El país realiza ajustes para 2015 como lo son los recortes de gastos y aumentos de impuestos para reactivar la economía que podría haber crecido un 0,2% en 2014.

Algunos críticos reclaman que el gobierno estará afectando los derechos de los trabajadores, lo que la mandataria rechazó el martes a pesar de que al terminar el año su gobierno informó que se limitarán algunos beneficios como seguro de desempleo y pensiones a trabajadores para ahorrar dinero.

"Debemos enfrentar la ignorancia y la mala información siempre y constantemente, repito siempre y constantemente. No podemos permitir que se cree una versión falsa y se propague. Reaccionen a los rumores, bloqueen la batalla de la comunicación", dijo Rousseff a sus ministros. "Los derechos de los trabajadores son intocables y no será nuestro gobierno, el gobierno de los trabajadores, quien los revocará".