Río no cuenta con "plan B" para pruebas olímpicas de vela

Organizadores de los Juegos Olímpicos de Río 2016 informaron el martes que no tienen "plan B" para las competencias de vela en el certamen de 2016 pese a que las autoridades ambientales del estado reconocieran que será imposible cumplir con los objetivos de eliminar la contaminación de las aguas donde se celebrarán esas pruebas.

Mario Andrade, vocero del comité organizador de los juegos de Río 2016 insistió en que las competencias de vela "se llevarán a cabo en la Bahía de Guanabara en las mejores condiciones posibles".

La Bahía de Guanabara se ha convertido en un tema polémico de cara a los juegos de 2016. Despide un olor a drenaje y está llena de basura como muebles abandonados, esqueletos de animales y cuando baja la marea quedan residuos de desechos humanos. Atletas han dicho que la bahía es como una "alcantarilla abierta" y han mostrado preocupación por la posibilidad de contraer hepatitis y otras enfermedades si caen al agua, así como por la posibilidad de chocar contra residuos flotantes a alta velocidad.

El instituto de investigación más respetado de Brasil informó a fines del año pasado que halló una súper bacteria resistente a los medicamentos en una playa cercana a donde se celebrarán las competencias de vela.

Aunque las autoridades de Río sostienen que las obras de limpieza corren de acuerdo con el plan, el nuevo secretario estatal del medio ambiente, Andre Correa, reconoció el viernes que no hay forma de cumplir la promesa de reducir por 80% los niveles de contaminación que fluyen a la Bahía de Guanabara.

"¿Eliminar 80% de los contaminantes? No va a suceder", afirmó Correa. Indicó que se requiere una inversión de 4.000 millones de dólares para construir un programa sanitario básico en las comunidades que rodean la bahía y que no hay un calendario elaborado para obras de esa clase.

En contraparte, Andrade insistió en que las autoridades cumplirán con su objetivo y sugirió que la aparente contradicción se debe a cuestiones semánticas. Andrade dijo que la promesa era impulsar el tratamiento de aguas residuales en las comunidades que rodean la bahía hasta llegar al 80% del total, no reducir en esa proporción la contaminación del agua de la bahía.

"Son diferencias técnicas que parecen grandes pero en realidad son sutiles", dijo para luego agregar que cuando se presentó la candidatura en 2007, sólo se trataba el 11% del agua residual producida por las ciudades vecinas de la bahía. Ahora se trata el 50%.

El plan de olímpico manejo sustentable establece que se construirán ocho unidades para el tratamiento de aguas que filtrarían "entre 80 y 85% de la contaminación que cada día llega a la bahía". Cuando faltan 18 meses para el inicio de los juegos sólo se han construido dos unidades.

"En lo que toca a la Bahía de Guanabara quiero decir que todo marcha de acuerdo con el calendario y todo progresa", dijo Andrade. "No hay plan B y no habrá televisiones flotando en las competencias de vela".