Republicanos autorizarían demanda por inmigración

Los republicanos en la Cámara de Representantes sopesan una posible demanda contra las medidas ejecutivas del presidente Barack Obama en materia de inmigración, anunció el martes el presidente de esa instancia, John Boehner.

Boehner anunció los planes durante una reunión a puerta cerrada con legisladores, a quienes dijo que los líderes republicanos ponen a punto una estrategia judicial que tenga las mejores oportunidades para bloquear las medidas de Obama que protegen de la deportación a millones de inmigrantes no autorizados, dijo una fuente en la cámara que solicitó el anonimato.

Las opciones incluyen sumarse a una demanda ya presentada por varios estados o interponer una demanda separada. La fuente pidió el anonimato para informar de los asuntos tratados durante la reunión confidencial.

Los republicanos examinan la estrategia jurídica ante las pocas opciones reales que tienen para detener las medidas ejecutivas que dictó Obama en noviembre, las cuales ampliaron los permisos de trabajo y amparan de la deportación a unos cuatro millones de inmigrantes no autorizados.

La Cámara ya aprobó una iniciativa para revocar las medidas de Obama, pero el Senado no parece que vaya a aprobarla. La medida fue incorporada a un proyecto de ley imprescindible para financiar el Departamento de Seguridad Nacional después de febrero.

Se desconoce la manera como se resolverá ese asunto. El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, se ha comprometido a someter a votación la iniciativa aprobada en la Cámara de Representantes, y el martes dijo que el Senado la examinará cuando concluyan las deliberaciones sobre el oleoducto Keystone XL, lo que podría ocurrir la semana entrante.

Sin embargo, casi todos los demócratas en el Senado firmaron una carta dirigida el martes a McConnell en la que lo exhortan a que no incluya medidas sobre inmigración en el proyecto de ley sobre la financiación para el Departamento de Seguridad Nacional.

Debido a que los republicanos necesitan seis votos para aprobar iniciativas en el Senado, McConnel no puede hacerla avanzar sin cierto apoyo demócrata, lo cual abre un panorama de incertidumbre. McConnel se ha comprometido a que no ocurrirá una parálisis del gobierno.

"Es importante tener esta lucha. Creo que debemos hacer cuanto podamos para persuadir a cuando menos seis demócratas a que deben sumársenos para lograr la aprobación de la iniciativa", dijo el senador republicano Roy Blunt.

"A veces no se sabe a dónde conducen estas batallas legislativas si no se tienen, y queremos librar ésta", apuntó.

La incertidumbre ha frustrado a los republicanos conservadores que creen que su máxima prioridad sobre inmigración en el Congreso es mantener firme su oposición a Obama.

Los republicanos se opusieron en conjunto a un proyecto de ley sobre seguridad fronteriza que sería sometida a votación el miércoles en el pleno de la Cámara de Representantes, y los líderes de su partido la aplazaron con el argumento de que hubo cambios en el programa de actividades debido a las inclemencias del tiempo. Se desconoce cuándo volverá a plantearse la votación para esa propuesta.

Los representantes republicanos ya han presentado una demanda para revocar la ley de salud que decretó el mandatario.