Un juez investigará la muerte del ex espía ruso Litvinenko

Un juez británico abrió una investigación sobre la muerte de Alexander Litvinenko, un ex agente de la inteligencia rusa que falleció envenenado con material radioactivo en Londres en 2006.

Litvinenko, que se había convertido en un crítico del Kremlin afincado en Gran Bretaña, cayó gravemente enfermo en noviembre de 2006 tras tomar té con dos hombres rusos en un hotel de Londres. Falleció tres semanas después.

Gran Bretaña ha acusado a Rusia de estar implicada en su muerte. Moscú niega la acusación, y rechazó extraditar a los dos hombres identificados por las autoridades británicas como principales sospechosos.

En el inicio de la investigación el martes, el juez Robert Owen dijo: "Las cuestiones que plantea su muerte son de suma gravedad". Añadió que las partes de la investigación que contengan pruebas sensibles para los servicios de inteligencia no se harán públicas.