Enviado de Japón, esperanzado para liberar a rehén, piloto

Un enviado especial de Japón en Jordania se mostró esperanzado con que tanto un rehén nipón como un piloto jordano en manos de insurgentes del grupo Estado Islámico vuelvan a casa "con una sonrisa en sus caras".

El viceministro japonés de Exteriores, Yasuhide Nakayama, dijo que espera que los dos países puedan cooperar para asegurar la liberación de los dos hombres retenidos por la milicia extremista.

Nakayama habló a periodistas el lunes por la noche tras otro día de reuniones en la capital jordana para intentar solucionar la crisis.

El piloto jordano Mu'ath al-Kaseasbeh fue capturado por los insurgentes en diciembre tras un accidente.