Liberia reporta sólo 5 casos de ébola

Liberia dijo el lunes que actualmente existen sólo cinco casos confirmados de ébola en todo el país, una disminución espectacular en la nación del occidente de África donde el virus ha matado más personas.

En el clímax de la epidemia en agosto y septiembre, Liberia estaba registrando más de 300 casos nuevos de la enfermedad cada semana. Hasta la fecha, 3.636 liberianos han muerto de ébola, según la Organización Mundial de la Salud.

Pero la epidemia ha comenzado a menguar. Ahora existen sólo cinco personas en el país que están siendo tratadas por ébola, dijo el lunes Tolbert Nyenswah, quien encabeza la respuesta del país contra el virus.

En su discurso sobre el estado de la nación del lunes, la presidenta Ellen Johnson Sirleaf dijo que en el momento de auge de la epidemia, Liberia era el "representante perfecto del desastre".

"Nuestros hospitales y clínicas cerraron, así como nuestras escuelas. La gente huyó de sus familias y hogares. Nuestra economía estaba al borde del colapso", dijo a legisladores, agregando que la respuesta inicial de Liberia y de la comunidad internacional fue débil.

"Puedo decir hoy que a pesar de todo esto nuestra nación se ha mantenido fuerte, nuestro pueblo se ha sobrepuesto", agregó Sirleaf.

Sierra Leona y Guinea --otros países golpeados por la enfermedad-- también han registrado una disminución espectacular en la cifra de casos, pero están reportando más infecciones nuevas que Liberia.

No obstante, Nyenswah advirtió que era demasiado pronto para decir que Liberia estará libre de ébola porque las autoridades aún tienen que rastrear a cada persona infectada. Una sola infección no detectada podría sembrar un nuevo brote epidémico.

En total, el ébola ha enfermado a más de 21.000 personas, mayormente en el occidente de África, y matado a más de 8.600.

En otra señal de que la enfermedad está disminuyendo, Senegal reabrió el lunes su frontera terrestre con Guinea, la cual había estado cerrada desde agosto.

___

El periodista de The Associated Press Babacar Dione en Dakar, Senegal, contribuyó a ese reporte.