SIP lamenta salida de periodista argentino

La Sociedad Interamericana de Prensa lamentó el lunes que el periodista argentino Damián Pachter haya salido de su país por temor a ser víctima de represalias y condenó a organismos gubernamentales de Argentina que difundieron el itinerario de viaje del reportero.

Patcher, del diario Buenos Aires Herald, fue el primer periodista que reportó la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman a través de su cuenta de Twitter.

Patcher, también de nacionalidad israelí, llegó a Tel Aviv el fin de semana poco antes de declarar a medios argentinos que su vida corría peligro en Argentina.

El presidente de la SIP, Gustavo Mohme, se solidarizó con el reportero y dijo que "buscó protegerse ante la incertidumbre e indefensión que se desprende de este caso".

Mohme instó al gobierno a que cumpla con "su obligación de investigar si existe riesgo verdadero para el periodista y garantizar su seguridad, así como la de cualquier ciudadano en circunstancias similares".

En Argentina, la agencia oficial de noticias Télam difundió el itinerario de viaje de Patcher que habría obtenido de la empresa estatal Aerolíneas Argentinas. La información fue replicada por el gobierno nacional en su cuenta de Twitter.

Nisman había denunciado a la presidenta argentina Cristina Fernández, al canciller Héctor Timerman y a otros allegados al gobierno por un presunto encubrimiento de ex funcionarios iraníes acusados de participar en el atentado de 1994 contra la Asociación Mutual Israelita Argentina, AMIA.

El fiscal fue encontrado muerto en la madrugada de 19 de enero en su apartamento, con un tiro en la sien derecha.