Sundance: documental busca aclarar cienciología

El documental "Going Clear: Scientology and the Prison of Belief" de Alex Gibney sobre la Iglesia de la Cienciología se estrenó bajo vigilancia de la policía.

Una semana antes del estreno, la iglesia colocó anuncios de página entera en el New York Times y Los Angeles Times que afirmaban que la cinta está llena de falsedades.

La cinta de Gibney, galardonado con el Oscar por "Taxi to the Dark Side", está basada en el libro homónimo de Lawrence Wright publicado en 2013. Afirma que la iglesia suele intimidar, manipular e incluso torturar a sus integrantes, mientras que revisa el ascenso de la religión y su fundador, el ex autor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, y su sucesor como líder de la iglesia David Miscavige. Gibney entrevistó a varios excreyentes de la cienciología, incluyendo a varios de sus antiguos oficiales.

Paul Haggis, el director ganador del Oscar por "Crash", dejó la iglesia en 2009 tras décadas como miembro.

"Fui muy estúpido, fui parte de esto por 30 años antes de que comenzara a hablar", dice en la película. "Estaba muy avergonzado".

A medida que Haggis ascendía hacia los niveles más iluminados de la cienciología se enteró finalmente de la teoría verdadera de Hubbard: Que un gobernante supremo galáctico y tirano llamado Xenu arrojó cuerpos congelados hace millones de años en volcanes y que esos espíritus se unen a la gente de la actualidad. La cienciología es la forma de controlar el cuerpo y la mente de esos espíritus para que se "purifiquen".

Otro integrante que dejó la iglesia en 2013 dijo que esta forma de conducirse es como "un lavado de cerebro".

Varios exintegrantes de la iglesia que aparecen en el documental asistieron al estreno del domingo. Dos de ellos dijeron que fueron seguidos a Utah por investigadores de la cienciología que los fotografiaron en el aeropuerto de Salt Lake City.

El mismo día del estreno la Iglesia de la Cienciología emitió un comunicado en el que dice que esas personas son "el clásico grupo de exintegrantes de la iglesia obsesivos y disconformes expulsados incluso hace 30 años por sus actividades ilícitas quienes tienen antecedentes de inventar mentiras sobre la iglesia para obtener dinero".

La iglesia dijo que Gibney rechazó reunirse con los 25 integrantes que le ofrecieron como fuentes. El documentalista dice que la iglesia rechazó todas las solicitudes para hacer entrevistas al igual que Miscavige, John Travolta y Tom Cruise, quienes son cieinciólogos.

La película revisa la relación de Cruise con la iglesia y señala que la organización rompió intencionalmente su matrimonio con Nicole Kidman porque ella no es creyente. Cruise, más célebre integrante de la cienciología, estuvo principalmente ausente de la iglesia durante su matrimonio de 10 años con Kidman.

Miembros que se supone que han pecado contra la iglesia han sido sujetos a tratos denigrantes y tortura, de acuerdo con la película. No les permitían dormir, los alimentaban mal y los obligaban a trabajar. A veces eran golpeados. A un hombre lo obligaron a limpiar el piso de un baño con su lengua.

Gibney y Wright dijeron que la iglesia los ha amenazado con emprender demandas. Los exintegrantes dicen que han temido lo peor: han sido insultados en internet, seguidos, filmados y sus seres queridos han sido intimidados.

El ex vocero y oficial de la cienciología Mike Rinder dijo que espera que la película cree conciencia sobre los métodos de la iglesia.

"Me encantaría si el FBI dijera después de ver la película 'necesitamos hacer algo más contundente'''.

___

Sandy Cohen está en Twitter como www.twitter.com/APSandy