Egipto condena a médico por mutilación genital femenina

Una corte egipcia declaró culpable el lunes a un médico de homicidio culposo y mutilación genital femenina en un caso que provocó la muerte de una niña de 13 años. La condena fue de dos años y tres meses de prisión en el primer caso de esta práctica difundida que llega a las cortes en el país, dijeron abogados defensores.

El médico, Raslan Fadl, fue absuelto inicialmente por la muerte en 2013 de Sohair el-Batea en una aldea de la provincia de Dakahliya, en el delta del Nilo. No estuvo presente en la corte el lunes y se desconocía su paradero.

El veredicto del lunes fue un "triunfo de las mujeres", dijo la abogada Reda el-Danbouki, quien representó a la difunta. Egipto tiene una de las mayores tasas de mutilación genital femenina del mundo. La ablación se sigue practicando a pesar de haber sido penalizada en 2008.

"Me siento realmente feliz", dijo el-Danbouki a The Associated Press después de conocido el fallo. "Aquí hay un juez que comprende".

La corte aplicó a Fadl una multa de 70 dólares y ordenó el cierre de su clínica durante un año, y condenó al padre de el-Batea a tres meses de prisión en suspenso por complicidad al someter a su hija a la mutilación.

Defensores de los derechos de las mujeres dijeron que el fallo podría disuadir a médicos y familias de llevar a cabo esta práctica.

Se calcula que más del 90% de las mujeres egipcias han sido sometidas a la mutilación genital, que consiste en la ablación del clítoris y a veces los labios mayores. La realizan tanto cristianos como musulmanes para controlar las apetencias sexuales de las jóvenes.