Obama preside el desfile del Día de la República en India

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presidió el lunes un gran despliegue de equipos militares, bandas de música y camellos ricamente ataviados convirtiéndose en el primer líder estadounidense en ser honrado como invitado de honor en las festividades anuales del Día de la República de la India.

La multitud estalló en aplausos cuando Obama, acompañado por la primera dama Michelle Obama, salieron de su limusina blindada y ocuparon su lugar en la ruta del desfile, empapada por la lluvia, en la capital, Nueva Deli. El acto fue la pieza central de la visita de tres días del mandatario al país asiático, que buscaba fortalecer la relación entre las democracias más grandes del mundo, a veces salpicada de tensión y sospechas.

La presencia de Obama en las celebraciones del Día de la República fue distinta a cualquier otro evento en que el haya participado en viajes al extranjero como presidente. Pasó más de dos horas en una plataforma al aire libre, una inusual cantidad de tiempo dadas las preocupaciones de seguridad del Servicio Secreto. Obama hizo un gesto de aprobación con la cabeza mientras tanques y lanzacohetes, en su mayoría de fabricación rusa, pasaban ante él y helicópteros con banderas indias sobrevolaban la escena.

El Día de la Republica celebra el aniversario de la entrada en vigor de la constitución democrática de India en 1950. Más allá de la demostración de poder militar, el desfile incluyó carrozas adornadas que reflejaron la diversidad cultural del país. Tras el desfile, Obama y su esposa tenían previsto asistir a una recepción con mandatarios en el palacio presidencial Rashtrapati Bhawan.

La invitación del primer ministro indio, Narendra Modi, a Obama para asistir al acto tomó por sorpresa a los funcionarios de la Casa Blanca. Tras algunas discusiones internas, el presidente decidió finalmente asistir y ha tratado de aprovechar la visita para convertir su creciente amistad personal con Modi en avances políticos.

Funcionarios estadounidenses recibieron con agrado los esfuerzos del líder indio para forjar lazos más profundos con Washington, a pesar de su complicada relación personal con el país. En 2005, se le negó un visado para visitar Estados Unidos, tres años después de que más de 1.000 musulmanes muriesen en disturbios religiosos en el estado para el que fue elegido máximo responsable.

Responsables de ambos países aseguran que los dos mandatarios desarrollaron una buena relación personal cuando se conocieron en Washington el pasado otoño. Obama y Modi pasaron varias horas juntos el domingo y proclamaron su estrecha relación.

Obama dijo que el "fuerte compromiso de Modi con la relación entre Estados Unidos e India nos da una oportunidad para impulsar más estos esfuerzos". Y el líder apuntó que "la química que nos ha unido a Barack y a mí también ha acercado a Washington y a Deli".

Obama y Modi anunciaron avances en la defensa y cambio climático, así como en el impase sobre la puesta en marcha de un histórico acuerdo nuclear civil alcanzado en 2008.

Aunque los detalles sobre los avances nucleares fueron escasos, funcionarios estadounidenses dijeron que los gobiernos habían superado sus diferencias en dos frentes: la insistencia de Estados Unidos en rastrear el material fisible que suministra a India y las preocupaciones de empresas estadounidenses sobre las normas de responsabilidad indias que podría afectares legalmente en caso de un accidente en una central nuclear.

Las autoridades dijeron que dependía de las compañías estadunidenses determinar si los nuevos acuerdos con la India abordan adecuadamente sus preocupaciones.

Varios líderes empresariales estadounidenses se unieron a Obama en Nueva Deli, incluyendo los principales ejecutivos de Disney, PepsiCo y Marriott. A ellos se sumarían ejecutivos y líderes de negocios indios para una cumbre más tarde el lunes.

Obama cerrará su visita a India el martes con un discurso a los jóvenes. Había planeado visitar el Taj Mahal, el famoso monumento de mármol blanco consagrado al amor, pero en su lugar viajará a Arabia Saudí para presentar sus respetos a la familia real tras la muerte del rey Abdulá.

___

Los periodistas de AP Pace y Naqvi están en Twitter como @jpaceDC y @Mnaqvi10