Nuevo fallo en operación para izar fuselaje de jet AirAsia

El segundo intento para reflotar el fuselaje del avión de AirAsia estrellado en el mar de Java fracasó y los restos volvieron a hundirse en el fondo del mar cuando se rompió la cuerda que lo ataba a los globos de elevación.

El portavoz de la marina, Manahan Simorangkir, dijo que las fuertes corrientes en el mar de Java eran el principal obstáculo. La cuerda se había fijado y atado a un barco, pero se volvió a romper mientras se alzaba la pieza.

"No podemos luchar contra la naturaleza", dijo Simorangkir. "Esperamos que las condiciones climáticas cambien y nos sean propicias".

Un intento previo para alzar los restos el sábado fracasó cuando algunos de los globos de elevación se desinflaron. Los buzos intentaron izar la pieza por primera vez el viernes. Se cree que dentro podría estar la mayoría de los cuerpos de las víctimas.

Simorangkir dijo que los rescatistas localizaron un cadáver más durante la operación de izado del domingo.

Hasta el momento se ha recuperado un total de 70 cuerpos de las 162 personas que iban a bordo del vuelo 8501, que se estrelló el pasado 28 de diciembre mientras cubría el trayecto entre Surabaya, la segunda ciudad de Indonesia, y Singapur.

Docenas de buzos de la armada han estado luchando contra las fuertes corrientes y la escasa visibilidad para intentar reflotar la pieza, que está a unos 30 metros (100 pies) de profundidad en el mar de Java. La cabina se ha localizado a unos 500 metros (yardas) de distancia, y se cree que los cuerpos del piloto y el copiloto estarían dentro.

Se cree que el mal tiempo podría haber sido uno de los factores clave en el accidente del avión. Los pilotos pidieron permiso para ganar altura, pero los controladores aéreos se lo denegaron por el intenso tráfico aéreo. El avión desapareció poco después.

Las autoridades de transporte han descartado el sabotaje y dijeron que esperan que el informe preliminar del accidente llegue a la Organización de Aviación Civil Internacional la próxima semana.