Enfermera española que sanó de ébola adopta perra

Una enfermera que sobrevivió ébola pero cuyo perro fue sacrificado por las autoridades mientras ella estaba en el hospital adoptó ahora una nueva mascota, dijo un centro de rescate de animales en España.

Cuando estalló la noticia de que las autoridades de salud planeaban sacrificar a Excalibur, el perro de la enfermera Teresa Romero, para evitar la diseminación del ébola, manifestantes que gritaban "¡Asesinos!" se congregaron frente al apartamento de la mujer en un vano esfuerzo para salvar la vida del can.

El esposo de Romero, Javier Limón, dijo que Excalibur era "el hijo que nunca tuvimos" e insistió en que las autoridades se perdieron una oportunidad para estudiar si el ébola puede ser transmitido por perros.

El centro de rescate de animales Cipa dijo el sábado en su página en Facebook que "Alma fue adoptada" y añadió que "esta hermosa perra ha encontrado un hogar. Gracias, teresa y Javier, por adoptarla".