Protesta contra minera en Perú deja dos policías muertos

Una protesta de campesinos frente a una mina polimetálica en Perú dejó dos policías muertos y otros 18 agentes heridos, informaron las autoridades el sábado.

La policía reprimió en la víspera con bombas lacrimógenas el bloqueo de la carretera rural que permite la salida de vehículos de la minera, pero cientos de campesinos furiosos respondieron lanzando piedras con hondas.

La manifestación campesina, en su segundo día de protesta, se tornó violenta porque la minera peruana Ciemsa S.A "no quiso aclarar a los aldeanos si tiene permiso para extraer minerales", opinó Cosme Cari, el alcalde del distrito de Ocuviri, en declaraciones a la radio local RPP.

La protesta de los campesinos de Ocuviri, en el estado sureste de Puno, cerca de la frontera con Bolivia, empezó en 2011. Ellos enviaron cartas al ministerio de Energía y Minas, a las autoridades regionales y a la empresa sin ninguna respuesta, dijo Cari.

Tras la autopsia, la fiscalía local determinó que los agentes fallecidos murieron por traumatismos encefalocraneanos graves, uno de ellos tenía expuesto la masa encefálica y el segundo una herida punzocortante en el omóplato. Otros 18 agentes tenían contusiones.

El alcalde detalló que otros cinco pobladores resultaron heridos, aunque no dio más detalles.

El proyecto polimetálico de Ciemsa S.A, llamado Mina Águilas, implicó una inversión de 2,5 millones de dólares.

Ciemsa S.A, de capitales peruanos, tiene otros cinco proyectos en el estado de Puno y desde hace una década ha afrontado acusaciones de los campesinos de otras localidades de Puno por supuestamente no respetar normas ambientales ni dialogar con los pobladores.

Puno es un estado fronterizo con Bolivia y afronta otros graves problemas ligados al narcotráfico, el contrabando desde Bolivia y Chile y la minería artesanal que también contamina extensos campos de cultivo, lo que preocupa a miles de campesinos.