Abe "sin palabras" tras video sobre muerte de un rehén nipón

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, dijo el domingo que estaba "sin palabras" tras un video publicado en internet que supuestamente mostró que uno de los dos rehenes japoneses en manos del grupo extremista Estado Islámico había sido asesinado, y exigió la liberación del otro.

Abe dijo a la cadena japonesa NHK que el video parecía auténtico, aunque apuntó que el gobierno seguía revisándolo. El mandatario ofreció sus condolencias a la familia y amigos de Haruna Yukawa, un aventurero de 42 años que fue capturado el año pasado en Siria.

Declinó comentar el mensaje incluido en el último video, en el que se pedía un intercambio de prisioneros a cambio del segundo rehén, el periodista Kenji Goto. Solo dijo que el gobierno seguía trabajando en el tema, y reiteró que Japón condena el terrorismo.

"Me he quedado sin palabras", dijo, subrayando que quiere que Goto quede en libertad ileso. "Condenamos total y de forma contundente estos actos".

El padre de Yukawa, Shoichi, dijo que "en el fondo de su corazón" esperaba que la noticia del asesinato de su hijo no fuese cierta.

"Si alguna vez me reúno con él, solo quiero darle un gran abrazo", dijo a un pequeño grupo de periodistas a los que invitó a su casa.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, condenó en un comunicado lo que describió como "brutal asesinato" de Yukawa, añadiendo que su país estará "hombro con hombro" con Japón y pidió la puesta en libertad de Goto.

The Associated Press no logró verificar la veracidad del mensaje, que variaba considerablemente respecto de anteriores videos que ha difundido el grupo Estado Islámico, que ahora controla un tercio del territorio en Siria e Irak.

El martes, el grupo Estado Islámico amenazó con decapitar en 72 horas a ambos rehenes japoneses a menos que le pagaran un rescate de 200 millones de dólares. La agencia de noticias Kyodo reportó que el video del sábado fue enviado por correo electrónico a la esposa de Goto.

Patrick Ventrell, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, señaló que funcionarios de inteligencia de Estados Unidos efectuaban los trabajos para confirmar la autenticidad del video.

Abe dijo que el gobierno de Japón no sucumbirá ante el terrorismo e indicó que mantendrá su cooperación con la comunidad internacional en la lucha contra ese flagelo.

Los diplomáticos japoneses se retiraron de Siria al intensificarse la guerra civil, situación que complicó la comunicación con los extremistas.

Abe conversó el sábado por teléfono con el rey de Jordania, Abdulá II, dijo la agencia noticiosa estatal Petra, sin abundar en detalles sobre lo tratado. Abe también telefoneó a las familias de ambos rehenes.

La madre de Goto, Junko Ishido, declaró en entrevista televisada a la emisora pública japonesa NHK que en el supuesto mensaje su hijo "parecía hablar seriamente sobre su situación".

"Estoy petrificada", dijo Ishido. "Él tiene hijos. Rezo por su pronto regreso, es todo lo que quiero".

Sin embargo, Ishido también expresó sus dudas sobre la voz que se afirma corresponde a Goto. "El inglés de Kenji es muy bueno. Debería sonar con mayor fluidez", subrayó.

El portavoz del gobierno japonés, Yoshihide Suga, dijo que el audio estaba siendo estudiado, pero que no había motivo para negar la autenticidad de la grabación.

Un extremista en la página afiliada al grupo Estado Islámico advirtió que el nuevo mensaje del sábado era falso, en tanto que otro señaló que el mensaje tenía como único destinatario la familia del periodista japonés.

Una tercera persona en la web dijo que el video no fue publicado por al-Furqan, que es una de las ramas de comunicación del grupo Estado Islámico y estuvo encargada de videos anteriores con rehenes y decapitaciones. El mensaje del sábado no incluía el logo de al-Furqan.

Los extremistas que difunden contenidos en la página de internet utilizan seudónimos, debido a lo cual sus identidades no podían ser verificadas de manera independiente por la AP. Sin embargo, las confusiones de esos extremistas sobre el video igualaban a las de los funcionarios japoneses y observadores externos.

Las autoridades japonesas no han dicho directamente si consideraron el pago de algún tipo de rescate. Japón se ha unido a otros importantes países industrializados que se oponen al abono de este tipo de compensaciones. Funcionarios estadounidenses y británicos dijeron que le desaconsejaron el pago.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Maamoun Youssef, en El Cairo; Mari Yamaguchi, Ken Moritsugu, Kaori Hitomi y Elaine Kurtenbach en Tokio, y la corresponsal en la Casa Blanca, Julie Pace, en la Base Aérea Ramstein, Alemania.