Puebla: Blanco podrá hacer política pero sin afectar al club

El Puebla señaló que no tendrá problemas con la incipiente carrera política del veterano futbolista Cuauhtémoc Blanco, siempre y cuando legalmente no afecte al equipo en la liga mexicana, dijo el viernes el entrenador de los "Camoteros", José Cruz.

Blanco, un delantero de 42 años que ya coquetea con el retiro, sorprendió a propios y extraños el jueves al anunciar que será precandidato a la alcaldía de la ciudad de Cuernavaca, capital del estado de Morelos por el Partido Social Demócrata.

Cruz, en su primera temporada al frente de Puebla, fue uno de los sorprendidos por la noticia.

"Podrá parecer ignorancia de mi parte, pero de verdad que no sabía. Me había llegado una propaganda, pero pensé que era broma", dijo Cruz a las afueras del hotel de concentración del equipo en la capital del país.

"Mientras su labor proselitista no afecte su profesión de futbolista y su compromiso con Puebla, yo no tengo problemas en lo personal con este deseo", añadió Cruz.

El problema para Puebla es que el código de ética de la liga mexicana establece que todos los afiliados "deberán mantener una posición neutral en asuntos de carácter religioso y político".

La reglamentación contempla seis sanciones generales para el incumplimiento de sus artículos, que van desde una advertencia hasta la exclusión, pero no contempla en específico el caso de que un jugador en activo se declare como candidato a un puesto de elección popular.

El viernes por la noche, la liga emitió un escueto comunicado en el que menciona posibles sanciones, pero en el que advierte que Blanco tendría que "elegir entre el ejercicio de las actividades relacionadas con el fútbol federado o el activismo político".

Mientras eso sucede, Puebla será asesorado por un bufete de abogados para evitar meterse en un problema que lo afecte en la cerrada lucha que sostiene por la permanencia en la primera división.

Actualmente, los poblanos están últimos en la tabla de porcentajes que define al equipo que pierde la categoría.

"Queremos ver cómo es la cuestión estatutaria de la federación en temas de política, yo no soy experto pero hay gente estudiando a fondo para que no vaya a afectar la marcha del equipo", agregó Cruz. "Respetamos a Blanco, a él le nació lanzarse, pero nosotros tenemos ya un bufete jurídico que se encargará de esto para que no afecte al club".

Blanco, en su segunda temporada con el Puebla, ha jugado un rol de suplente en los primeros dos partidos del torneo Clausura y acumula apenas 33 minutos combinados.

Para Puebla sería muy doloroso hacerse acreedor a una sanción mayor por apoyar la carrera política de un jugador que es reserva, aunque tenga la fama de Blanco.

"Lo que procuramos es que lo deportivo sea lo menos afectado. Creemos que es legítimo que un ciudadano mexicano aspire a un cargo público. Por ahora leeremos con detenimiento los reglamentos y las leyes para ver que no se infrinja nada, no queremos afectar al club ni a Cuauhtémoc", añadió Cruz.

En su condición de precandidato, Blanco competiría en las elecciones internas del partido, previstas para el 21 de marzo. Sólo después de ese proceso podría ser candidato oficial a la alcaldía (presidencia municipal).

Las campañas para las elecciones, que se realizarán el 7 de junio, comienzan en abril y es cuando, si Blanco es elegido, tendría un conflicto para cumplir en los dos frentes, en lo deportivo y en lo político

Puebla y Cuernavaca se encuentran a una distancia de 142 kilómetros y Blanco tendría que alternar sus entrenamientos con el equipo con sus eventos de campaña.

"Él me asegura que hasta abril no necesita permisos extras ni nada para hacer su labor. Entonces empezaría a movilizarse y su campaña de proselitismo", agregó Cruz.

Mientras se define su situación, los deseos políticos de Blanco han sido tomados con humor dentro del grupo.

"Los muchachos no saben cómo llamarlo ahora, si le dicen 'licenciado' o si le llaman 'mi candidato''', narró Cruz entre risas. "El grupo lo toma de la mejor forma, él (Blanco) sabía que esto se iba a dar en el grupo y también a nivel nacional".

El "Temo" debutó en 1992 con América, uno de los dos equipos más populares del país, donde se convirtió en uno de los referentes históricos, aunque sólo fue campeón una vez en el Clausura 2005.

Fuera de México, Blanco tuvo un fugaz paso con el Valladolid de España, donde estuvo un par de temporadas con nulo éxito, y con el Fire de Chicago, dentro de la MLS.

Con la selección mexicana, disputó los mundiales de Francia 1998, Corea y Japón 2002 y Sudáfrica 2010. Anotó un gol en cada una de esos torneos.

Entre sus logros está un campeonato de la Copa Confederaciones en 1999 y dos campeonatos en la Copa de Oro (1996 y 1998).