Wall Street rompe racha positiva y cierra en baja

Los reportes mixtos de utilidades trimestrales ayudaron a llevar el viernes al mercado bursátil a su primer día de pérdidas de la semana.

Las acciones de Kimberly-Clark cayeron después que las ganancias de la compañía no cumplieron con las expectativas y emitió un decepcionante pronóstico. UPS bajó tras recortar su pronóstico de utilidades.

El sólido crecimiento en las utilidades de la compañía ha apuntalado un alza en las acciones que se ha mantenido durante casi seis años. Se prevé que las ganancias sigan, pero el ritmo está bajando, y los inversionistas buscan señales de que las ventas estén mejorando.

"Nuestra opinión es que el mercado está a punto de tener un reajuste que refleje lo que creemos es un ambiente de menor crecimiento", dijo James Abate, jefe de inversiones en Centre Funds, una compañía de administración de activos.

El índice Standard & Poor's 500 cayó 11,33 puntos (0,6% ), a 2.051,82. El promedio industrial Dow Jones bajó 141,38 puntos (0,8% ), a 17.672,60. El compuesto Nasdaq rompió la tendencia y subió 7,48 puntos (0,2% ), a 4.757,88.

Pese a la caída, las acciones cerraron su primera semana de ganancias del año.

Las acciones a nivel mundial subieron marcadamente el jueves después que el Banco Central Europeo anunció que compraría 60.000 millones de euros (68.180 millones de dólares) mensuales en deuda del gobierno y privada al menos hasta septiembre de 2016. El programa de inversión de 1,1 billones de euros (1,25 billones de dólares) en deuda subraya la disposición del BCE para impulsar las economías de los 19 países que comparten el euro.

El estímulo del BCE "fue algo muy positivo no sólo para Europa, sino también para Estados Unidos", declaró Jerry Braakman, jefe de inversiones en First American Trust, de Santa Ana, California.

Las acciones han oscilado desde el inicio del año en una señal de que el crecimiento fuera de Estados Unidos desacelera. A muchos inversionistas les preocupa que una marcada ralentización pueda en cierto momento detener la recuperación económica de Estados Unidos.

"Cualquier cosa capaz de contener el contagio e impedir que el malestar se extienda... eso permite que nuestra tendencia al alza continúe", dijo Braakman.

Respecto a la semana, el S&P 500 registró una mejora de 1,6% mientras que el Dow subió 0,9%.

Pero el viernes, las utilidades de algunas compañías de renombre hicieron caer al mercado.

Kimberly-Clark reportó una pérdida de 83 millones de dólares en el cuarto trimestre. La compañía también pronostica pocas ventas en 2015. Sus acciones cayeron 7,33 dólares, o 6,2%, para cerrar en 111,65 dólares.

En las operaciones de los bonos del gobierno, los precios subieron. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años bajó de 1,87% a 1,79%.

El dólar continuó reforzándose frente a la mayoría de las monedas extranjeras. Ante el euro, el dólar se ubicó en 1,1212, una mejora tras estar en 1,356. El euro se encuentra a su punto más bajo frente al dólar en más de una década.

Sin embargo, la moneda estadounidense cayó ligeramente ante el yen japonés, bajando a 117,83 yenes tras encontrarse en 118,56 yenes un día antes.