Las rentas de viviendas en EEUU siguen subiendo

Los precios de los alquileres de viviendas en Estados Unidos continuaron con su ascenso moderado en diciembre, aunque los rápidos aumentos en ciudades como San Francisco y Denver sugieren que los residentes en apartamentos se enfrentan a una creciente presión financiera.

Los precios subieron un 3,3 por ciento en diciembre respecto al año anterior, indicó el viernes la firma de datos bienes raíces Zillow. Aunque ese aumento es menor a la reciente apreciación en el valor de las casas, el aumento en el coste de rentar apartamentos en varios de los mercados más activos indica que los rentistas que aspiran a comprar viviendas se enfrentan a crecientes desafíos financieros.

La proporción de estadounidenses que poseen sus casas se redujo al 64,4%, desde el pico del 69,2% en 2004, como resultado del estallido del mercado inmobiliario que provocó la Gran Recesión a finales de 2007, y de la que la economía estadounidense aún se está recuperando más de siete años más tarde.

Como menos estadounidenses pueden permitirse comprar una casa, la demanda de apartamentos y casas de alquiler ha elevado los precios conforme los recién graduados miembros de la generación 'millenial' empiezan a salir de las casas de sus padres.

"No tenemos los recursos de vivienda asequible de alquiler para satisfacer" (la demanda), indicó Barry Zigas, director de política inmobiliaria en la Federación de Consumo de América, en una conferencia del sector esta semana.

Los precios de las rentas han crecido un 52% desde 2000, mientras que los ingresos de los que viven de alquiler sólo subieron un 25%, señaló Stan Humphries, economista jefe de Zillow. Los crecientes costes complican que los rentistas ahorren para hacer el pago inicial de una casa, lo que a su vez les obliga a vivir de alquiler durante más tiempo y aplazar una posible adquisición.

"No hace falta ser economista de bienes raíces para ver que hay un problema aquí", dijo Humphries.

Por ahora, las nuevas construcciones no han limitado de forma significativa el aumento de los precios. Las constructoras comenzaron a trabajar el año pasado en 376.000 complejos de apartamentos, un 10,2% más que en 2013, indicó el Departamento de Comercio el miércoles. Por el contrario, la construcción de viviendas unifamiliares sólo subió un 1,4% el año pasado.

Las rentas ascendieron un 15,4% en la zona de San Francisco, hasta un coste mediano mensual de 3.031 dólares, un crecimiento similar al de San Jose, donde los precios subieron un 14,5% a 3.187 dólares mensuales. Las rentas treparon un 10,5% en Denver hasta 1.817 dólares por mes. También Kansas City registró un alza considerable del 8,5%, hasta 1.204 dólares mensuales.

Aun así, los inquilinos de otros lugares se están tomando un respiro. En Chicago, Minneapolis, Filadelfia, Baltimore y Washington DC, los alquileres subieron menos de un 2,2%. En las Twin Cities de Minnesota, las rentas crecieron apenas un 0,1% en el último año, hasta 1.501 dólares.