EEUU detalla muertes en guerra contra grupo Estado Islámico

Estados Unidos y sus aliados buscaron el jueves explicar de manera positiva la campaña de la coalición para hacer retroceder al grupo Estado Islámico en Irak y Siria, jactándose de haber matado a miles de milicianos pero admitiendo al mismo tiempo que sacar al grupo de ciudades cruciales sigue siendo una aspiración distante.

Hablando con reporteros en Londres, el secretario de Estado norteamericano John Kerry --flaqueado por el secretario británico de Relaciones Exteriores y el primer ministro iraquí-- dijo que casi 2.000 ataques aéreos habían detenido el ímpetu del grupo Estado Islámico, exprimido sus finanzas, matado a miles de combatientes y eliminado a la mitad de su dirigencia.

Un funcionario del Comando Central estadounidense dijo que una cifra conservadora sería de 6.000 milicianos muertos. El funcionario no estaba autorizado a hablar públicamente sobre la materia, por lo que solicitó no ser identificado.

Las declaraciones de Kerry ocurrieron luego de que el primer ministro iraquí Haider al-Abadi dijo a The Associated Press un día antes de la reunión de Londres que Estados Unidos y sus asociados no estaban actuando suficientemente rápido para suministrar armas a Irak.

"Se ha dicho y hablado mucho, pero se ha hecho poco en el terreno", dijo al-Abadi a la AP.

Esos comentarios fueron increpados fuertemente por el secretario estadounidense de Defensa Chuck Hagel en el Pentágono.

"Discrepo con los comentarios del primer ministro. Es más, no creo que sean útiles", dijo Hagel a reporteros. "Tenemos una coalición de 60 países que se han unido para ayudar a Irak; y pienso que el primer ministro podría ser más ser consciente de eso".

Hagel, quien renunciará al cargo el próximo mes, recitó una lista de armas y equipo que ha proveído Estados Unidos a Irak, incluidos al menos 1.500 misiles Hellfire, 250 vehículos resistentes a minas y miles de armas pequeñas y municiones. Agregó que tres de cuatro campamentos planeados para entrenar tropas iraquíes están en operación y que el cuarto lo estará pronto.

Kerry, en una reunión de socios de la coalición contra el grupo Estado Islámico, admitió que la fuerza internacional "puede mejorar" disminuyendo el flujo de reclutas extranjeros por parte de los extremistas, refrenando su recaudación de fondos y desafiando sus ideas extremistas, las cuales han penetrado a radicales islámicos en Europa, como el atacante que mató cuatro rehenes en una tienda de comestibles kosher en París el mes pasado.

Kerry, el secretario británico de Relaciones Exteriores Philip Hammond y al-Abadi hablaron después de la reunión con funcionarios de 21 naciones para evaluar, según lo expresó Kerry, el avance logrado por la, a menudo dividida, coalición contra milicianos del grupo Estado Islámico que controlan una tercera parte del territorio iraquí y sirio.

Al-Abadi tuvo un tono más conciliador después de la reunión del jueves.

"He pedido a la gente más apoyo y pienso que mi petición no pasó desapercibida", señaló.

___

Baldor reportó desde Washington. El periodista de The Associated Press Jill Lawless en Londres contribuyó a este reporte.

___

Ken Dilanian puede ser seguido en https://twitter.com/KenDilanianAP