ONU: Exhortan al mundo a luchar contra antisemitismo

La sesión del jueves de la Asamblea General de la ONU, la primera enfocada en el antisemitismo, generó exhortos para implementar acciones globales que combatan la aversión a los judíos, así como una crítica de las naciones islámicas a las palabras y actos que llevan "al odio, al antisemitismo y a la islamofobia".

La asamblea se reunió a petición de 37 países, en su mayoría occidentales, que exhortaron al organismo mundial a atender el "alarmante brote de antisemitismo en el mundo". Fue una sesión informal a la que asistieron cerca de la mitad de los 193 países que integran las Naciones Unidas, así que no se adoptó ninguna resolución.

Pero 40 naciones emitieron un comunicado conjunto en el que exhortaron a todos los países a "declarar su categórico rechazo al antisemitismo", fortalecer sus leyes contra la discriminación y procesar a los responsables de delitos antisemitas.

"La determinación para erradicar las condiciones que dieron pie al Holocausto fue un principio orientador entre los fundadores de esta organización hace más de seis décadas", dice su comunicado. "Dediquémonos nuevamente a ese principio y esmerémonos en eliminar el antisemitismo en todas sus formas".

La solicitud para la sesión se hizo en octubre, meses antes del reciente ataque contra un supermercado kosher en París en el que murieron cuatro judíos. Se hizo después de un tiroteo en mayo en el Museo Judío de Bruselas en el que murieron tres personas, y del asesinato de tres niños y un rabino en la ciudad francesa de Tolosa en 2012.

El embajador de Israel ante la ONU Ron Prosor recordó que, después del Holocausto, "el mundo prometió 'nunca más', pero aquí estamos una vez más".

"El antisemitismo violento se cierne sobre Europa", aseveró. "A mediados del año pasado, manifestaciones contra Israel en París se convirtieron en motines violentos; se escribieron grafitis en los muros de Roma que decían: 'Judíos, su fin está cerca'; se prohibió la entrada de judíos a tiendas en Bélgica; una muchedumbre golpeó a un anciano judío en Hamburgo, y se arrojaron bombas incendiarias contra casas de judíos en Amsterdam y Berlín".

El filósofo francés Bernard-Henri Levy dijo que culpar a los judíos "se está volviendo de nuevo el eslogan de una nueva clase de asesinos".

Levy, quien es judío, pidió nuevos argumentos para contrarrestar a los antisemitas que dicen que "los judíos son detestables".

Estos antisemitas llaman a Israel un "Estado ilegítimo", niegan el Holocausto, y creen que los judíos dan demasiada atención a las víctimas del Holocausto y silencian a los mártires de otros pueblos, como los palestinos, dijo.

El embajador de Arabia Saudí, Abdalá Al-Mualimi, dijo que las naciones musulmanes han sido testigo, "con creciente preocupación, del incremento en los crímenes de odio en el mundo", y que "condenan en términos enérgicos cualquier discriminación basada en creencias y prácticas religiosas en todas sus formas".

"El antisemitismo, la islamofobia y los crímenes basados en intolerancia religiosa están unidos indivisiblemente; son inseparables", dijo.

La única manera de atender esto es desarrollar una estrategia que se enfoque en el diálogo, agregó.

Dado el papel histórico de Alemania en el Holocausto, el ministro de Estado alemán para Europa, Michael Roth, dijo que su país siempre estará a la vanguardia en la lucha contra el antisemitismo con la meta puesta en una "política de tolerancia cero".

El ministro de Estado francés para Europa Harlem Désir exhortó al mundo a actuar "con la mayor firmeza, dondequiera que el antisemitismo levante su cabeza".

"Sin los judíos de Europa, Europa no sería Europa", advirtió.

___

Cara Anna, periodista de The Associated Press, contribuyó a este despacho.