Rusia acusa Polonia de hacer "farsa de la historia"

Rusia acusó a Polonia de convertir "la historia en una farsa" luego que el ministro del Exterior polaco dijo que fueron soldados ucranianos, no el Ejército Rojo soviético, quienes liberaron el campo de concentración de Auschwitz hace 70 años.

Las tensiones son altas entre ambos países desde que Polonia criticó enérgicamente las acciones rusas en Ucrania y esto repercutió en las ceremonias al cumplirse 70 años de la liberación del campo nazi a realizarse el martes próximo en Polonia.

Varsovia aparentemente desairó al presidente ruso Vladimir Putin, quien no asistirá aunque sí lo hizo en el 60 aniversario en 2005. La situación es tanto más vergonzosa por cuanto Auschwitz fue liberado por las fuerzas soviéticas el 27 de enero de 1945 y algunas de la 1,1 millones de víctimas eran ciudadanos soviéticos, entre judíos y prisioneros de guerra.

En una entrevista radial el miércoles se le preguntó al canciller polaco Grzegorz Schetyna si no era una "mezquindad" el no invitar a Putin.

Schetyna dijo que "éste es el primer frente ucraniano y los ucranianos liberaron (Auschwitz), porque había soldados ucranianos entonces, en ese día de enero y ellos abrieron las puertas del campo y liberaron el campo".

En Rusia las declaraciones de Schetyna, consideradas insultantes y cínicas, provocaron un alud de respuestas furiosas. El ministerio del Exterior acusó a Schetyna de "histeria antirrusa" y falta de respeto a la memoria de los que murieron en la liberación de Europa.

"Todos saben que Auschwitz fue liberado por el Ejército Rojo y todas las nacionalidades combatieron heroicamente", dijo el ministerio en un comunicado. "Creemos que es necesario detener esta farsa de la historia".

Las fuerzas que liberaron Auschwitz eran parte del Primer Frente Ucraniano, así llamado por haber forzado la retirada de los nazis a través del territorio de la entonces Ucrania soviética antes de entrar en Polonia.

El canciller Serguei Lavrov calificó las declaraciones de Schetyna de "sacrílegas y cínicas".

"Auschwitz fue liberada por el Ejército Rojo, en el que había rusos, ucranianos, chechenos, tártaros y georgianos, entre otros", dijo Lavrov.

Los organizadores de las ceremonias, el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau y el Consejo Internacional de Auschwitz, no enviaron invitaciones personalizadas a gobernantes sino que preguntaron a las naciones que contribuyen fondos al lugar, Rusia entre ellas, si iban a asistir.