EEUU: Corte pondera si reglas de salud afectaron a senador

Abogados del senador estadounidense Ron Johnson trataron el miércoles de revivir la demanda de éste contra la ley federal de reforma de salud, y alegaron ante un panel de apelaciones que el legislador republicano había sido perjudicado por órdenes ejecutivas relacionadas con la ley.

Los alegatos orales escuchados por los jueces del tribunal federal de apelaciones en Chicago se centraron en esas reglas, adoptadas luego de la reforma de salud del presidente Barack Obama, que permiten al personal legislativo mantener prestaciones favorables de seguro médico.

La cuestión principal para el panel de apelaciones es si las reglas perjudicaron a Johnson de alguna manera, algo que él deberá demostrar para que la demanda prosiga. Un juez federal en Wisconsin desestimó la demanda en julio, tras concluir que Johnson no mostró cómo reglas que conferían prestaciones a su personal le perjudicaban.

Pero el abogado de Johnson, Paul Clement, dijo el miércoles que las reglas, entre otras cosas, mancillaron la reputación de Johnson ante los electores porque su personal estaba recibiendo prestaciones exclusivas.

Johnson y otros legisladores, aun cuando critican las reglas, estarían sujetos a acusaciones de que "están siendo tratados mejor que otros ciudadanos", dijo Clement.

El abogado del gobierno, Mark Stern, respondió que no existen precedentes para respaldar la posición de que una reputación política perjudicada constituye el tipo de daño requerido para una demanda.

Si Johnson prevalece, dijo la jueza Ann Claire Williams, una nominada del presidente Bill Clinton, políticos en todas partes van a presentar demandas argumentando que adherirse a una nueva ley o regla les dañaría políticamente.

"¿Dónde está el límite?", dijo.

Clement respondió que este caso es único porque afecta directamente las operaciones del personal de un senador estadounidense.

El Congreso incluyó en la ley de salud del 2010 un requerimiento de que los congresistas y su personal salgan del seguro médico para empleados federales e ingresen a los mercados de seguiros por internet, para ponerles en la misma situación que todos los estadounidenses sin seguros.

Johnson presentó su demanda hace un año, luego que la Oficina de Administración de Personal decidiese que los legisladores y sus asistentes continuarían recibiendo las mismas prestaciones de salud --que cubren 75% de sus primas_, incluso tras dejar el programa de seguro médico federal del que habían sido parte durante años.

___

Michael Tarm está en Twitter como http://twitter.com/mtarm