Un periodista, un amante de las armas, los rehenes japoneses

Uno es un periodista freelance respetado por sus reportajes sobre refugiados y niños en zonas de guerra. El otro es un hombre que parece obsesionado con las armas y fue a Siria a entrenar con combatientes.

A pesar de sus diferentes antecedentes y pasiones, sus caminos se habían cruzado antes. Ahora, en un estremecedor video difundido esta semana, los dos japoneses se ven de rodillas vestidos con un overol anaranjado mientras un hombre enmascarado blandiendo un cuchillo amenaza con ejecutarlos si Japón no paga un rescate de 200 millones de dólares para el viernes.

Kenji Goto, el periodista, y Haruna Yukawa son de alguna forma polos opuestos en Japón, una sociedad relativamente adversa al riesgo. Su captura por parte del Estado Islámico, los extremistas que han capturado partes de Siria e Irak, ha creado una repentina crisis para el primer ministro Shinzo Abe, cuyo gobierno está trabajando incesantemente para liberarlos.

Yukawa, de 42 años, creó una empresa hace un año ofreciendo servicios de seguridad en áreas de conflicto después de administrar un negocio online de venta de artículos militares. Pero entonces se fue a Siria para entrenar con milicianos, de acuerdo con su blog. Fotos colocadas en su página en Facebook en julio lo muestran sosteniendo un fusil Kalashnikov, y su blog personal incluye entradas sobre sus visitas a Irak y Siria, junto con videos de él mismo en sangrientas escenas en la región.

Yukawa y Goto se conocieron en abril, después de que Yukawa fue capturado por el Ejército Libre Sirio, un grupo opositor al gobierno, en el norte de Siria.

Goto, de 47 años, quien coincidió que estaba en el área, fue llevado como intérprete para que el grupo interrogara a Yukawa, quien hablaba poco inglés. Goto, quien al parecer se había ganado la confianza del grupo después de visitas previas por su trabajo periodístico, prácticamente negoció su liberación. Yukawa conocía desde antes a Goto por su labor periodística.

Los dos regresaron a Japón y permanecieron separados.

Yukawa fue capturado nuevamente en algún momento después del 21 de julio, cuando actualizó su blog por última vez. Goto regresó a Siria a través de Turquía a comienzos de octubre, según un video que subió a Twitter.

El primer ministro japonés ha prometido que el país nunca cederá al terrorismo. Al finalizar una gira por Oriente Medio antes de lo previsto y volver a Tokio, declaró que es "una carrera contra el tiempo, y vamos a hacer todos los esfuerzos posibles para la liberación de los dos".